Mi práctica de yoga

 

 

 

 

Una de mis amigas, Peentz, preguntó a nuestro grupo de estudio del Yoga Sutra:

• ¿Practicas las 8 ramas del yoga como se definen en el segundo capítulo de los Yoga Sutras de Patañjali?
• ¿Sacas tiempo específico cada día para practicar?

Para mí, las respuestas más simples son Sí y Sí. Aquí hay una respuesta más larga. Desde que descubrí los Yoga Sutras, me interesé mucho en aprender más sobre ellos. En la última década he estado tratando de responder a la simple pregunta: ¿Se pueden aplicar los Yoga Sutras hoy?

Una vez que me comprometí a seguir el yoga como mi sistema principal para vivir una vida plena, sigo contemplando una pregunta fundamental: ¿Qué es el yoga? Con el tiempo, las definiciones han cambiado, algunas definiciones permanecen igual durante un buen tiempo y otras duran solo unas pocas semanas o meses. En este punto, la definición que parece más directa y completa es: Yoga es Presencia. En cualquier momento, puedo usar la definición para verificar si soy plenamente consciente de dónde estoy y qué estoy haciendo. Inevitablemente, al poner atención durante el día, he notado que algunas de mis tendencias, inclinaciones y maneras de ser pueden ser un obstáculo para estar completamente presente. En otros casos, algunas de mis maneras de ser sirven como formas útiles para estar presente. ¿Porque es esto importante? Porque estoy interesado en mejorar la calidad de mi participación en mi vida, contribuyendo mi presencia al mundo con mayor claridad, amabilidad y compasión. Siempre hay recordatorios de que todavía estoy aprendiendo. Aquí es donde descubrí que una práctica constante es muy útil para disminuir los obstáculos, las ineficiencias y las distracciones en el viaje hacia la presencia.

Durante varios años ha habido dos aspectos en mi práctica. Primero, está mi práctica formal diaria y segundo, la práctica de participar en mi vida lo mejor que puedo. Estos dos aspectos de la práctica actúan de manera sinérgica, cada uno proporciona retroalimentación y refuerza al otro. Además de la presencia, mi práctica formal e informal comparten una idea, Rango de Acción. En mi opinión, el valor que reina en muchas sociedades, particularmente en la sociedad en la que vivo, es el concepto de “MÁS”. Es frecuente en nuestra economía y en cómo funciona el marketing, al vendernos la idea de que no somos suficientes, no lo suficientemente fuertes, no lo suficientemente bellos, no lo suficientemente inteligentes, no lo suficientemente ricos, no lo suficientemente flexibles. La lista parece interminable. Cuando creía en la idea de que más siempre es mejor, mi vida interna parecía tener siempre una ansiedad de bajo nivel que influía en todo lo que hacía, lo que sentía, lo que pensaba y cómo interactuaba con los demás. No importa cuánto lo intenté, todavía terminé sintiendo que nunca era suficiente. Fue agotador e inútil. Una vez que deje de creer en la noción de más como principio rector de mi vida, fue posible reconocer la abundancia y la riqueza de la vida en todas partes. En lugar de tratar de acumular más posesiones y experiencias, reconocí que, al menos para mí, es más importante concentrar mi energía en la calidad de mi participación en mi vida. La calidad de mi participación está estrechamente relacionada con la idea de Rango de Acción. Todo en el mundo tiene un rango de acción natural y orgánico. Por lo tanto, podemos experimentar entusiasmo y desánimo, tristeza y alegría, tranquilidad e incomodidad, vitalidad y agotamiento. Y, dado que no somos seres digitales, no estamos limitados a dos opciones 0 o 1, tenemos la suerte de poder sentir una amplia gama de emociones y sensaciones. El rango de acción se aplica a nuestras emociones, nuestra respiración, nuestra actividad muscular y nuestra actividad mental. En ambos aspectos de mi práctica, tengo curiosidad por explorar un rango saludable de acción a nivel físico, mental y emocional. En el proceso de exploración resulta obvio que estos aspectos de nosotros mismos se articulan elegantemente para permitirnos responder de manera inteligente y apropiada a cada situación e interacción en la que nos encontramos. La presencia y el rango de acción son los principios rectores de mi práctica.

Práctica formal

En mi práctica formal diaria, exploro el rango natural de acción en mis articulaciones, músculos, respiración y capacidad de concentración. Utilizo las siguientes técnicas de yoga en mis exploraciones:

• Movimiento consciente de las secciones principales de mi columna
• Una práctica de concentración y coordinación llamada Danza de Shiva
• Agni Sara
• Una selección de posturas (asanas) moviéndome lentamente de una a la siguiente (vinyasa). El principio rector para mi práctica postural (asana) es el movimiento de la columna vertebral de acuerdo con todas sus direcciones naturales. Estos movimientos de la columna se complementan con las acciones de la cintura escapular y de la cadera. Completo esta parte de la práctica con la postura del cadáver (shavasana). En mi práctica física modulo el nivel de contracción muscular para facilitar la circulación, de modo que tiende a mantenerse dentro de un rango entre 40 y 70%.
• Una práctica de respiración sistemática (pranayama) que incluye técnicas de respiración tradicionales (ashvini mudra, kapalabhati, bhastrika, shitali, dirgha puraka, dirgha rechaka, nadi shodana y algunas retenciones).
• Meditación yóguica, generalmente recitación de mantras (japa).
Después de mi práctica, si el tiempo lo permite, también trato de cantar una parte del Yoga Sutra. Aunque sé que algunos estudiosos especulan que el Yoga Sutra puede no ser un texto que se transmitió oralmente, encuentro que tratar de cantar y memorizar los Yoga Sutras es una forma increíble de mejorar mi memoria y mi capacidad de concentración.

Veo mi práctica como una forma de mejorar la función en el cuerpo, la respiración, la mente y las emociones. Por lo tanto, mi objetivo es sentirme energizado después de mi práctica y nunca sentir dolor ni agotamiento. En los últimos años, desarrollé el hábito de ir a mi computadora después de la práctica para escribir mi propia interpretación de los Yoga Sutras de Patañjali. Durante mi día, por lo general, trato de leer algo relacionado con el yoga, especialmente relacionado con la filosofía y la anatomía para enriquecer mi comprensión y mi enseñanza. Veo mi práctica formal diaria como mi propio laboratorio para aclarar que es el yoga es para mí a través de mi experiencia directa.

La vida diaria

El segundo aspecto de mi práctica es mi actitud al participar en mi vida, esto está íntimamente relacionado con los preceptos que ofrece Patañjali, los yamas y niyamas. Antes de levantarme por la mañana doy gracias por estar vivo y por tener otro día para tratar de ser la mejor versión de mí que pueda ser. También trato de establecer mi intención de practicar la gratitud, la compasión y la presencia en mis interacciones con las personas que interctue. Durante mi día, algunas de las preguntas que uso para recordar mi intención incluyen:

• ¿Estoy presente?
• ¿Estoy haciendo lo que creo que estoy haciendo?

También trato de poner atención a mi tendencia a agregar comentarios y juicios sobre todo lo que sucede. En otras palabras, en lugar de decidir de antemano sobre lo que está sucediendo, trato de hacer una pausa para prestar atención a lo que realmente está sucediendo, reteniendo mis juicios. A veces, como en los días en que tengo que conducir un tiempo entre mis clases y mis sesiones privadas, escucho podcasts o charlas relacionadas con el yoga y otras veces canto, ya sea cantos devocionales o los Yoga Sutras. La mayoría de mis días giran en torno al yoga, porque realmente me encanta cómo el yoga ha enriquecido mi vida. Por supuesto, como un hombre felizmente casado, me aseguro de pasar tiempo todos los días con mi encantadora esposa, porque es muy divertido estar con ella y aprender de ella. Y, por supuesto, como muchas otras personas, todavía tengo que lavar los platos, limpiar, lavar la ropa, cocinar, actualizar mi sitio web, etc. Afortunadamente, como mi trabajo es enseñar yoga, tengo muchas oportunidades de poner en práctica mi capacidad de poner atención a lo que está sucediendo y de aplicar lo que he aprendido. Mi objetivo es participar en todas mis actividades con una actitud amigable y una sonrisa en mi cara, así sea simplemente porque esa actitud hace que todo sea más agradable en mi vida.

Paz,
rubén

 

 

2 Replies to “Mi práctica de yoga”

  1. Thank you, Ruben, for sharing your daily practices because I was wondering about them. I would love to associate all the different breathing techniques from our class with their appropriate names. Also, I did not understand that japa was considered meditation. I thought medication was silent, eyes closed. Every day for me is about yoga and I try to apply it to all my behaviors but am sometimes confused about how to act. Thank you for everything. Blessings!
    Carol
    ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *