Mantra, el poder de las palabras

Natural Patterns / Patrones naturales

A menudo, cuando oímos hablar de los mantras, el concepto parece al mismo tiempo exótico y esotérico. En general, mantra se define como una palabra o frase corta repetida a menudo. La palabra original en sánscrito es mantram, y generalmente se traduce literalmente como instrumento del pensamiento. La idea es que los mantras son una herramienta para la transformación personal. Todos los días al observarme a mi mismo y a la gente a mi alrededor me doy cuenta que la mayoría de nosotros usamos mantras con bastante regularidad. Hay dos enfoques distintos en el uso de los mantras. La técnica es muy similar y en ambos casos se obtiene un resultado.

Mantra Método 1:

Incluso para las personas que piensan que no utilizan los mantras es muy fácil descubrir si los están usando o no. Todo lo que se necesita es escuchar, observar, prestar mucha atención a las palabras que utilizamos. Muy probablemenete vamos a descubrir que repetimos una palabra o una frase con mucha frecuencia. Por ejemplo, durante el día, al escucharte a ti misma, puedes descubrir que dices “… esto va a ser muy difícil” o
“es que yo no sirvo para…” o “odio…”. Normalmente toma mucho tiempo descubrir el mantra que repetimos habitualmente. Cuando descubrimos nuestro mantra, podemos tratar de repetirlo en voz alta por lo menos 5 a 10 veces. Lo más probable es que nos daremos cuenta como estas palabras llenan nuestra mente y como nuestra atención se centra en esas palabras. Mi sugerencia es que estas palabras que repetimos habitualmente son el mantra que hemos escogido inconscientemente, y que al utilizarlo estamos usando el poder de tales palabras para influir en nuestra forma de sentir, pensar y actuar.

Mantra Enfoque 2:

Como mencioné al principio, los dos enfoques son muy similares y producen resultados. La principal diferencia es que el segundo enfoque añade el elemento que está presente en todas las técnicas de yoga, CONCIENCIA. Así, el cambio es simple, en lugar de repetir mecánicamente una palabra o frase, podemos elegir conscientemente, con nuestro pleno conocimiento, las palabras que necesitamos oír para recordar nuestro objetivo. Podemos usar el mantra que hemos descubierto, si es positivo y crea una sensación de claridad, de amplitud, de mayor apertura y menos restricción en el cuerpo, el corazón y la mente. Si el mantra que usamos inconscientemente es negativo, podemos utilizar la técnica de cultivar los principios o pensamientos opuestos (pratipaksha bhavanam) como indica Patanjali en los Yoga Sutras(2.33). En esta técnica tratamos de enfocar nuestra mente en la idea contraria, o al menos tratamos para mover nuestra mente en la dirección opuesta. Pruébala en este momento, encuentra una palabra o frase breve que ayude a contrarrestar pensamientos, sentimientos y emociones negativas en tu mente, corazón, cuerpo. Repite la frase con toda tu atención de 5 a 10 veces y observa cómo te sientes a todos los niveles.

Haciendo el cambio

La diferencia entre los dos enfoques es simple. Este pequeño cambio en perpsectiva es muy benéfico. Aunque el cambio es sencillo, hay que poner atención y persistir para que podamos pasar de nuestro patrón habitual (inconsciente) de pensamiento, sentimiento y acción a un patrón positivo consciente. Es útil recordar que el primer paso sólo requiere observar y escuchar nuestras palabras para darnos cuenta de estos patrones inconscientes. Al notar estos patrones inconscientes estamos listos para pasar de la repetición inconsciente a la afirmación consciente.

Espero que esto te ayude a descubrir los mantras que utilizas en tu vida para que puedas usar el poder de los mantra para lograr una transformación de vida consciente.

Namaste.

 

2 Replies to “Mantra, el poder de las palabras”

  1. hola Romina,
    Mi sugerencia para una meditación sencilla: Te sientas cómodamente en silencio y observa los ruidos y sonidos a tu alrededor. Luego siente las sensaciones en tu cuerpo y después ponle atención a tu respiración, dejando que la respiración siga su propio curso. Relaja tu cuerpo tanto como puedas. Y ahora observa tu mente. Después de unos minutos, preguntate a ti misma, que es lo más importante para mi? no tengas prisa en responder, simplemente escucha y observa las sensaciones en cuerpo, mente y corazón. Poco a poco te darás cuenta de que es lo que es verdaderamente importante para ti, aquello que vale la pena hacer aunque sea a veces difícil, aquello que te ayuda a crecer como persona y a establecer una conexión con los seres que encuentras en tu día. Trata de crear una frase sencilla que te ayude a recordar claramente este objetivo y repítela con mente clara y corazón abierto tan a menudo como puedas. Espero que esto te sirva y si quieres puedes compartir los resultados de este proceso.
    Namaste!
    rubén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *