Cada Práctica es un Retiro

Giardino di Ninfa - Italy

Siempre ocupados

Parece que la mayoría de nosotros estamos en constante movimiento, de una actividad a otra, de un pensamiento a otro. Son bastante escasos los momentos en nuestro día normal cuando no estamos haciendo algo. Es evidente, como dice en el Bhagavad Gita que al ser parte del mundo estamos obligados a actuar (BG 3.8). Sin embargo, también es importante equilibrar nuestras actividades con momentos en los que bajamos el ritmo y cambiamos nuestro modo de actuar y de hacer con el fin de relajarnos y reponer energías. Muy a menudo la gente con la que interactúo y las yoguinis y yoguis que vienen a practicar conmigo, sin importar su edad u ocupación dicen que los momentos en que pueden estar relajados son bastante escasos.

Patrones inconscientes

Por otra parte, nuestra tendencia a formar hábitos con frecuencia genera patrones de movimiento, comportamiento, sentimiento y pensamiento que cultivamos todos los días. A medida que practicamos estas formas habituales de movimiento, respiración, pensar y sentir, los patrones se acumulan en nuestros cuerpos, mentes y corazones hasta convertirse en parte inconsciente de nuestra forma de ser y hacer. Por ejemplo, si nos pasamos varias horas todos los días sentados frente a la computadora, nuestros cuerpos encuentran formas de adaptarse a esta actividad. Con el tiempo, algunos músculos desarrollarán una tensión crónica mientras que otros músculos perderán su tono muscular. Las articulaciones y órganos también encontraran formas de adaptarse. Es natural que con el tiempo estas adaptaciones afecten nuestra postura, nuestra respiración, nuestra forma de movernos y caminar, e incluso nuestras formas de pensar y de sentir.

Retiro

Un retiro es una decisión consciente de hacer una pausa, es decir, nos retiramos de nuestro medio ambiente y actividades regulares para darnos cuenta de cómo nos movemos, como respiramos, como pensamos y como nos expresamos. Así podemos notar si los patrones que hemos estado cultivando son deliberados y conscientes, y si tienen un propósito congruente con nuestras intenciones. Cada vez que nos ubicamos en nuestra colchoneta de yoga, podemos escoger hacer de la práctica un retiro personal. Es decir, podemos optar por convertir nuestra práctica en un ambiente seguro donde podemos explorar con atención la respiración, el cuerpo, la mente y el corazón. Por consiguiente, donde quiera que encontremos obstáculos podemos tomar el tiempo para descubrir formas de reducir o disolver esas restricciones. Muy a menudo el impedimento mismo nos ayuda a descubrir las causas de la restricción. Por lo tanto, podemos decidir conscientemente investigar las causas y avanzar hacia una mayor claridad, física, mental, intelectual y emocional.

En otras palabras, nuestra práctica es tiempo para dedicarnos a profundizar nuestra propia intimidad con nosotros mismos para reconocer cómo nuestras acciones, el movimiento, la respiración, los pensamientos y sentimientos facilitan o dificultan nuestro camino hacia la meta que nos hemos fijado para nosotros mismos y para nuestras vidas. Es posible que cuando nuestras vidas nos traen momentos difíciles sintamos que no tenemos tiempo para nuestra práctica. Pero es precisamente en esos momentos en los que tenemos que usar nuestra practica como un retiro que nos ayude a tomar una pausa para clarificar nuestras necesidades, prioridades y desafíos. El ver nuestra práctica como un refugio para nosotros mismos nos puede ayudar a reconocer que la práctica nunca es una tarea tediosa o algo que hacemos porque “se supone que es bueno para nosotros.” En cambio podemos disfrutar el tiempo de la práctica como una oportunidad para recordar lo que es verdaderamente importante, para cultivarlo y para alistarnos a compartirlo con el mundo.

Namaste,

 

 

4 Replies to “Cada Práctica es un Retiro”

  1. I really like your idea of making every practice a retreat. The idea brings special importance to yoga for me – our yoga space is always a positive and healing ritual space – far removed from the pace and concerns of everyday life. Thank you!

  2. Thank you for sharing this post. I love the idea of dedicating the time every single day to practice – it’s so easy to find excuses not to. I’ve found that when I make it a priority in my life, I really notice a difference in the quality of the rest of my day-to-day activities.

    By the way – I adore the photos you’ve used on your blog. I want to go there! Just looking at them is a retreat in the middle of the work day.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *