Razones para Celebrar

Pine needles/Agujas de Pino

Estrés Navideño
No es inusual que la temporada de fiestas navideñas traiga emociones en conflicto. Las celebraciones son rituales que nos invitan a cambiar nuestras actividades rutinarias y a reunirnos con familia y amigos para celebrar. Cambiar nuestra rutina diaria nos da una oportunidad para ver nuestras actividades habituales desde una perspectiva diferente. Sin embargo, también podemos interpretar estos cambios como interrupciones negativas en nuestras actividades cotidianas. Muchas veces estos cambios añaden aún más obligaciones a nuestros días. Así que, aunque no veamos las celebraciones de fin de año como una molestia, es probable que se incremente un poco nuestra tensión y estrés. Pienso que la lista de razones para esta aparente contradicción puede ser bastante larga, desde sentirnos solitarios y desconectados hasta lamentar los excesos en el consumo de comida, bebida y cosas. A menudo he hablado con gente que espera con ansia el final de la temporada decembrina.

Haz una Pregunta
Así como las celebraciones de fin de año tienen aspectos en conflicto, entre una época de celebración y una época de tensión y estrés, nuestra práctica de Yoga puede ser una celebración de vida o una práctica que nos quita energía (en inglés).
Cuando practicamos Yoga como una celebración de vida, nuestra práctica nos ayuda a reconocer, honrar y vivir nuestra vida como es justo aquí y ahora. ¿Cómo lo hacemos? Hacemos una pausa y nos preguntamos: ¿Por que practico Yoga? ¿Cual es mi intención al practicar Yoga hoy? Y después escuchamos atentamente a la respuesta que viene desde nuestra profunda esencia interior. Cuando esta respuesta auténtica es la intención que guía nuestra práctica, nuestra práctica de Yoga se desarrolla exactamente como lo necesitamos, algunas veces expresada como una práctica restaurativa, otras veces como una secuencia de asanas que presentan un dinámico desafío físico y otras como una práctica muy contemplativa. En cada caso la práctica es una respuesta que apoya nuestras necesidades vitales.
De manera similar, podemos hacer una pausa y observar nuestras reacciones cuando los almacenes empiezan a decorar sus vitrinas con adornos navideños, cuando nuestros buzones de correo se llenan de catálogos con productos de navidad y cuando planeamos nuestras actividades para esta época. El observar y reconocer nuestras reacciones a la temporada nos prepara para hacernos preguntas como: ¿Que siento respecto a las celebraciones navideñas? ¿Cuales son mis razones para celebrar? Después de formular la pregunta esperamos en silencio hasta que la respuesta emerge claramente sin obstrucciones ni prejuicios. Cuando estamos listos Y abiertos a recibir las respuestas, ellas se manifiestan diáfanas como pensamientos, palabras, sentimientos o emociones. Sabemos que las respuestas son genuinas cuando resuenan profundamente con nosotros. La autenticidad de las respuestas, aún después de cuidadosa interrogación, permanece inequívocamente diáfana.

Vive la Respuesta
La claridad de las respuestas las hace irresistibles. Por consiguiente, podemos escoger convertir la respuesta en una intención incondicional que guía nuestras acciones de manera que podamos celebrar en una forma apropiada y congruente con nuestras creencias, necesidades y circunstancias. Al poner a un lado nuestros prejuicios acerca de las fiestas navideñas, estamos en libertad de hacer nuestra participación en las celebraciones una expresión auténtica y, al mismo tiempo, una respuesta perfecta a nuestras condiciones específicas. Cuando vivimos nuestras respuestas, todavía podemos hacer una pausa, observar y reflexionar, dándonos cuenta si el mismo sentimiento diáfano de la respuesta esta presente en nuestras acciones e interacciones. Así, nuestra participación en las fiestas de fin de año puede ser una feliz celebración de vida.

Namaste

nbsp;

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *