Relajamiento al final del día

Icon/ Icono

En estos tiempos en los que parece que nuestras vidas son cada vez mas frenéticas, relajarse al final del día es una necesidad. Aquí esta una sencilla y fácil sugerencia que puede ser útil para descansar y desestresarte.

Preparación

Puedes practicar esta postura al llegar a casa o como preparación para dormir. Coloca una manta doblada en el piso con un lado al lado de una pared. Quítate tus zapatos y medias y ponte ropa cómoda.

Piernas en la pared – Viparita Karani

Legs on the wall \ Piernas en la pared

  • Comienza sentado en la manta con tus rodillas flexionadas, las plantas de los pies en el piso y con la pared a uno de tus lados (derecho o izquierdo) de forma que la parte externa de una de tus caderas esté junto a la pared.
  • Usa tus manos como soporte, reclínate sobre tu espalda y al mismo tiempo levanta tus piernas girando sobre tu pelvis de modo que la parte posterior de tus muslos este recostada en la pared.
  • Asegúrate que la zona lumbar de tu espalda y la parte posterior de tu pelvis (el hueso sacro) estén en contacto con el piso. Deja que tus brazos descansen en el piso a los lados de tu cuerpo con las manos separadas unos treinta centímetros de tu pelvis. Esta es la postura, piernas en la pared – Viparita Karani. (Mira la imagen arriba).
  • Ahora vamos a usar nuestra respiración para relajarnos y tomar consciencia en esta postura. Sin hacer ningún cambio, observa con atención los suaves movimientos de tu respiración. Nota las sensaciones que acompañan cada movimiento de tu respiración. Continúa observando tu respiración por varias rondas de exhalación e inhalación.
  • Durante varias rondas de respiración, concéntrate en tu exhalación, dejando que los pensamientos en tu mente se disuelvan.
  • Ahora, concéntrate en la inhalación. Inhala más profundamente sin forzar nada mientras observas las sensaciones en tu cuerpo.
  • Nota si hay sensaciones que llaman tu atención mientras que continuas respirando cómodamente.
  • Cierra tus ojos y deja que tu respiración se mueva a su propio ritmo. Relájate.
  • Mantén esta posición durante varios minutos.
  • Cuando te sientas listo para cambiar de posición, flexiona tus rodillas suavemente hacia tu pecho.
  • Poco a poco gira sobre tu lado y siéntate en una posición confortable.
  • Respira profundamente, nota las diferencias entre como te sientes en este momento y como te sentías antes de hacer esta practica. Disfruta el resto del día.

Una alternativa

Si por alguna razón esta postura no es cómoda, puedes hacer esta práctica reclinado en el piso con las rodillas flexionadas y la parte inferior de las piernas reposando sobre una silla como en la imagen debajo.

Legs on chair \ Piernas en la silla

Cualquiera de estas dos posturas puede ser excelente para relajar las piernas y la parte inferior de la espalda después de caminar o de pasar bastante tiempo de pie o sentado.

Dedicar un poco de tiempo al final del día para relajarnos nos ofrece la oportunidad de conectar con nuestro silencio interior, de modo que nuestras mentes y cuerpos pueden relajarse y recibir un merecido descanso. Mucha gente siente que este ejercicio les ayuda a dormir más profundamente.

¡Que tengas una práctica excelente!
Namaste.

 

One Reply to “Relajamiento al final del día”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *