Meditación de Gratitud

flowers/flores

Dar gracias es una forma de recordar que nuestra situación en la vida es, en algunos o en muchos sentidos, privilegiada. Probablemente no nos tomará mucho tiempo encontrar innumerables ejemplos de otras personas que están en circunstancias más difíciles que las nuestras. Al agradecer estamos expresando cuanto apreciamos lo que constantemente recibimos. También, expresar gratitud nos recuerda que estamos participando constantemente de la interconexión que existe entre todos los seres y elementos de la vida. Así que al agradecer recordamos que no estamos solos. Siento que esta es razón suficiente para sentirnos tranquilos y felices.

Para muchos de nosotros la meditación parece una práctica muy compleja y esotérica. Sin embargo, la meditación es realmente una forma de vivir realmente quienes somos, en este momento y lugar. Esta medicación de gratitud es una práctica simple que puede ayudarnos a sentir la alegría de vivir.

  • Siéntese en una posición cómoda, si es posible con su columna vertebral erguida, pero no rígida.
  • Cierre los ojos.
  • Permita que su respiración fluya sin esfuerzo.
  • Escuche su respiración por varias rondas de inhalación y exhalación.
  • Con cada exhalación deje ir lo que no sea parte de este momento.
  • Si observa cualquier tensión en su cuerpo, por ejemplo, en sus hombros, la cara o en cualquier otro lugar deje que esa tensión se disipe sin esfuerzo con su exhalación.
  • Cuando esté listo, pregúntese si hay algo en su vida que pueda agradecer. No es necesario pensar demasiado o concentrarse intensamente, solo escuche la pregunta.
  • Posiblemente encontrará que algunas razones empiezan a aparecer en su conciencia sin esfuerzo. Si no viene nada a su mente, observe si hay algo en su vida que usted aprecie, como la capacidad de respirar, dormir, sonreír, sentir, saborear, reír, amar. Sienta las sensaciones de gratitud y permanezca atento.
  • Recuerde que es importante también dar gracias por los obstáculos, desafíos y dificultades que encontramos, porque nos proporcionan oportunidades para aprender acerca de nosotros mismos y de los demás.
  • Cada vez que dé gracias, sonría suavemente.
  • Permita que su gratitud se extienda hacia fuera cada vez más hasta que cubra todo el universo.
  • Durante los últimos segundos sumérjase completamente en la sensación de gratitud.

Observe como se siente. Es posible que después de practicar esta meditacion usted se sienta mas relajado, renovado y en contacto consigo mismo y con el mundo a su alrededor. Puede practicar esta meditación sencilla por unos cuantos minutos o por tanto tiempo que sea apropiado para usted. Si es posible, le sugiero que pruebe esta meditación durante 2 semanas, sólo por unos pocos minutos cada día, y que observe los efectos que esta práctica tiene en su día. También, puede tomar cortos ‘descansos de gratitud’ durante el día hacienda una pausa y expresando su gratitud como sienta es mas apropiado.

Espero que esta práctica sea agradable y útil para usted.
Reciba toda mi gratitud.

Namaste

 

5 Replies to “Meditación de Gratitud”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *