Como cambiar nuestros hábitos (pratipaksha bhavanam)

PacificNorthwestCoast

 

 

En el yoga, estamos interesados en observar con precisión, es decir, sin juzgar inmediatamente, y tratando de tener mayor claridad sobre lo que está sucediendo realmente. Sin embargo, a menudo estamos tan involucrados en los pequeños detalles de nuestra vida cotidiana que podemos perder la perspectiva. Por ejemplo, a veces un mensaje de correo electrónico en el trabajo puede generar una gran cantidad de reactividad dentro de nosotros, incluyendo preocupaciones, miedos, rabia, ansiedad, etc. Aquí es donde el yoga puede ser útil. Pues en cuanto nos damos cuenta de que estamos reaccionando sin pensar, estiramos nuestra columna vertebral, enfocamos nuestra atención en respiración haciendo nuestras exhalaciones más suaves y más prolongadas. Entonces podemos preguntarnos, ¿qué importancia tendrá este mensaje en 1 semana, 1 mes, 1 año, 1 década? Al hacer esto estamos ofreciendonos a nosotros mismos una pausa para cambiar nuestra perspectiva y creando la oportunidad para notar si el patrón de pensamiento al que estamos acostumbrados es útil y si contribuye a sentirnos mas equilibrados.

Haciendo frente a las expectativas

Uno de los obstáculos que podemos encontrar en la aplicación de esta técnica es que podemos tener expectativas de que el cambio en nuestra forma de pensar y sentir debe ocurrir con facilidad y rapidez. Si examinamos esta suposición, nos daremos cuenta que no está basanda en la realidad. Cualquier patrón que hemos adoptado, probablemente ha sido parte de nuestra forma de hacer las cosas por un buen tiempo. Esto quiere decir, que hemos utilizado esta fomra de pensar y actuar muchas veces y que tal vez ni siquiera somos conscientes de lo que hacemos. En ese caso, el primer paso es reconocer que este hábito existe. El siguiente paso es tener la actitud de un observador curioso tratando de averiguar si la nueva forma de hacer tiene algún efecto. La clave es tratar el nuevo enfoque con paciencia y persistencia. Mientras más usemos la nueva forma de ver y actuar, seremos más conscientes de tener una nueva alternativa que puede ser más útil. Poco a poco, iremos pensando en esta nueva opción más a menudo y cada vez menos en la otra alternativa, hasta que la forma anterior de hacer las cosas no aparezca más. Es muy útil recordar que tomará algún tiempo y así no tendremos que sentirnos culpables cuando olvidemos la nueva perspectiva.

Previniendo frustraciones

El otro obstáculo potencial al tratar de cambiar un hábito es que podemos sentir que es frustrante cada vez que nos damos cuenta de cuán profundamente arraigada está la antigua manera de pensar, sentir y ser. En estos casos es importante pensar que cada vez que nos damos cuenta de que estamos utilizando la vieja manera de hacer las cosas, en realidad estamos tomando consciencia de este hábito. Dado que no hemos sido conscientes de este hábito con anterioridad, ser conscientes de él es un cambio positivo en sí mismo. O sea que nos estamos moviendo en la dirección correcta! Una vez más, paciencia y persistencia nos ayudarán a cambiar este hábito gradualmente.

Cuando cambiamos nuestra perspectiva podemos ver muchas cosas que tal vez ignoramos antes. También podemos notar si estamos teniendo una reacción desproporcionada. Al abrir un poco de espacio consciente en nuestra vida diaria, estamos abriendo una puerta para explorar otras alternativas. A medida que implementamos esta técnica sencilla podemos tratar de prestar atención a sus efectos. En consecuencia, vamos a ser capaces de determinar si este cambio es un cambio inteligente o no.

Te invito a probar esta aplicación de los Yoga Sutras (2.33 Pratipaksha Bhavanam) y que me cuentes como te parece. Espero que esta técnica sea útil para ti.

Namaste

rubén

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *