Yoga: Esfuerzo Sincero hacia la Claridad

Path to greater heights/Sendero hacia mayores alturas

Cuando salimos de viaje es necesario saber, tan claramente como podamos, cuál es nuestro destino. Saber nuestro destino hace que sea más fácil para nosotros mantener nuestro rumbo cuando aparece alguna distracción. Nuestra práctica de Yoga, esta búsqueda de toda la vide para conocer mejor nuestro verdadera esencia, es el viaje humano por excelencia.

Confundiendo el vehículo con el destino

Como suele suceder, a veces estamos tan absortos en los detalles de nuestras acciones, sentimientos y pensamientos cotidianos que podemos llegar a confundir el camino y el vehículo con el destino final. Por ejemplo, al enterarnos de que la práctica de algunas posturas de yoga (asanas) puede ayudarnos a encontrar alivio del dolor y el estrés que resultan de nuestros patrones habituales de postura, movimiento y pensamiento, podemos decidir empezar a practicar asanas para crear una mayor sensación de comodidad en el cuerpo y la mente. Con el tiempo, la regularidad de nuestra práctica muy probablemente resultará en un mejor equilibrio entre fortaleza y flexibilidad. Es probable que nuestra práctica también nos ayude a desarrollar una mayor sensibilidad. Sin embargo, cuando sentimos las mejoras derivadas de nuestra práctica, podemos empezar a pensar que el objetivo de la práctica es lograr posturas más complejas o elaboradas. Es decir, nuestra exploración de asanas puede llegar a ser un vehículo para aplacar el apetito insaciable de nuestro ego por los logros (por lo general relacionados con el reconocimiento externo) a expensas de una mayor sensación de bienestar en todo nuestro ser – nuestro destino previsto. Sea cual sea la postura, independientemente de cómo se ve desde el exterior, sólo nos servirá si facilita un mayor sentido de claridad, equilibrio y consciencia de la interrelación entre todos los aspectos de nuestro ser. En otras palabras, la técnica, ya sea la postura, la respiración, cantos, meditación, etc es útil si contribuye a crear un mayor sentido de balance y la claridad. De lo contrario, nos embarcamos en una búsqueda sin fin para dominar una técnica cada vez más elaborada o compleja. Teniendo en cuenta nuestra orientación a la meta y la inclinación de lograr, ¿cómo podemos mantener nuestro rumbo?

Mantener el rumbo

Incluso cuando creemos que estamos muy apasionados por una idea, práctica o proceso, sucede, al menos en mi experiencia, que tendemos a distraernos, impacientarnos o frustrarnos en el camino. Por ejemplo, dado el flujo continuo de estímulos externos que tenemos en nuestra vida día a día, es un reto para nuestra mente mantenerse enfocada en la misma meta por un buen tiempo. Además, dado que muchos de nosotros nos hemos acostumbrado a la idea de la gratificación instantánea, los resultados lentos y progresivos del yoga parecen tomar demasiado tiempo.
Es bueno recordar que incluso cuando creemos que estamos trabajando “sólo a nivel físico”, el yoga funciona solamente en pasos graduales para ayudar a desentrañar los habitos que hemos cultivado sistemáticamente durante años o incluso décadas. Es necesario avanzar gradualmente, de modo que podamos desarrollar orgánicamente la fuerza y la flexibilidad necesarias en nuestros cuerpos, mentes y corazones para transformar nuestras vidas y dejar a un lado acciones, pensamientos y sentimientos mecánicos y sin sentido, para vivir una vida que realmente se sienta más centrada y equilibrada.

En el camino es útil encontrar maneras de mantener nuestra atención en el en nuestro destino. Por ejemplo, a menudo me pregunto ¿por qué practico yoga? o trato de recordarque el viaje de auto-descubrimiento es un proceso de toda la vida. Otra manera sencilla de mantener el rumbo en nuestra práctica es utilizar una definición sencilla de Yoga.

Una Definición Sencilla De Yoga

Me gusta encontrar formas fáciles de recordar por qué hago lo que hago. Por lo tanto, trato de crear maneras simples y fáciles de recordar y comprobar que estoy orientado hacia mi objetivo previsto. Aquí está una definición del Yoga que funciona bien para mí:


El Yoga es Esfuerzo Sincero hacia la Claridad

Lo que me gusta esta definición es que se compone de sólo 8 palabras que resumen bien tanto la práctica como el objetivo. También me gusta que la definición es lo suficientemente general como para que no se limite a sólo un aspecto del Yoga.
Veamos cada palabra de la definición,

Esfuerzo
El uso de la energía física o mental para hacer algo. Nuestras acciones son sinceras y conscientes, por lo tanto hacemos cuanto podemos, ni más ni menos. Esta es también una manera de recordar que es necesario trabajar e invertir nuestra energía y que los frutos de nuestras acciones reflejan exactamente nuestras intenciones y la calidad de nuestra participación.
Sincero
Original, abierto y honesto. Me gusta pensar que esto es un recordatorio de que la práctica se inicia en nuestros corazones.
Hacia
En la dirección de. Somos conscientes de que el Yoga es un viaje de auto-descubrimiento que toma toda una vida. La práctica es un proceso que cambia con el tiempo debido a que refleja las circunstancias específicas y que se acomoda a los cambios en nosotros mismos y en nuestro medio ambiente.
Claridad
Lucidez, resultando evidente. Nuestro objetivo es reducir los obstáculos al flujo de la vida en nuestro cuerpo, nuestra respiración, nuestras mentes y nuestros corazones, para que podamos disfrutar de una mayor conciencia.

Aplicar la definición

Por supuesto, esta definición sólo es buena si nos ayuda a mantener el rumbo. Para hacer esto, tenemos que incorporarla en nuestra práctica. Como ya he dicho, en mi opinión esta definición se puede aplicar a cualquiera de las técnicas utilizadas en el yoga como asana, pranayama, meditación, canto, prácticas de purificación como neti y ayuno, etc.

  • Cuando preparo mi práctica pienso en la definición y trato de sembrarla como una semilla en mi mente, corazón y cuerpo.
  • Durante la práctica, me pregunto y verifico si la técnica resulta en una mayor claridad.
  • Al terminanr la práctica observo los efectos en el cuerpo, la respiración, la mente y el corazón.

También me gusta tratar de aplicar esta definición al participar en mis actividades diarias a fin de traer el yoga a mi vida. Muy a menudo me parece que en poco tiempo olvido mi objetivo. Sin embargo, al tratar de aplicar la definición en mi vida, el mismo acto de preguntarme se convierte en una fuente de claridad y de aliento para permanecer fiel a la práctica.

Espero que esta idea puede ayudarte a tener una práctica consciente, feliz y satisfactoria.

Namaste,
rubén

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *