Danza de Shiva Meditación en Movimiento con Posición Inicial Modificada

 

 

La danza de Shiva es una forma de jugar con elementos muy simples para ayudar a ampliar las posibilidades de lo que parece simple y limitado. En otras palabras, la práctica es una manera de re-entrenar nuestras conexiones mente-cuerpo. Al igual que en cualquier tipo de aprendizaje una vez que conocemos los conceptos básicos empezamos a hacer cambios para expandir las opciones que tenemos. (Puedes repasar las posiciones y movimientos básicos)

Patrones de Movimiento

Como mencionamos anteriormente podemos crear 4 variaciones en la forma en que movemos los brazos:

  • Ambos brazos fluyen hacia adelante (1-2-3-4-1)
  • Ambos brazos fluyen hacia atrás, (1-4-3-2-1)
  • Brazos de forma alterna: un brazo fluye hacia adelante (1-2-3-4-1), mientras que el otro brazo fluye hacia atrás (1-4-3-2-1)
  • La inversión del patrón anterior, el brazo que estaba avanzando fluye hacia atrás (1-4-3-2-1) mientras que el brazo que fluía hacia atrás ahora se mueve hacia adelante (1-2-3-4-1)

Podemos explorar mayor concentración variando la posición inicial de los brazos, por ejemplo un brazo en la posición 1 y el otro brazo en la posición 2. Podemos seguir los patrones de movimiento 4 descritos anteriormente a partir de los siguientes 4 puntos de partida:

Danza de Shiva Patrón Horizontal Posición 1 y 1

Danza de Shiva Patrón Horizontal Posición 1 y 2

Danza de Shiva Patrón Horizontal Posición 1 y 3

Danza de Shiva Patrón Horizontal Posición 1 y 4

Para favorecer una expansión equilibrada podemos incluir también un reflejo de la posición de partida, así que podemos comenzar desde estas 9 posiciones iniciales:

Danza de Shiva Patrón Horizontal Posición 1 y 1

Danza de Shiva Patrón Horizontal Posición 1 y 2

Danza de Shiva Patrón Horizontal Posición 2 y 1

Danza de Shiva Patrón Horizontal Posición 1 y 3

Danza de Shiva Patrón Horizontal Posición 3 y 1

Danza de Shiva Patrón Horizontal Posición 1 y 4

Danza de Shiva Patrón Horizontal Posición 4 y 1

Puesto que sabemos tanto un patrón horizontal como un patrón vertical podemos explorar todas estas variaciones de la posición inicial, tanto para el patrón horizontal (como se ve arriba) como para el patrón vertical:

Danza de Shiva Patrón Vertical Posición 1 y 1

Danza de Shiva Patrón Vertical Posición 1 y 2

Danza de Shiva Patrón Vertical Posición 2 y 1

Danza de Shiva Patrón Vertical Posición 1 y 3

Danza de Shiva Patrón Vertical Posición 3 y 1

Danza de Shiva Patrón Vertical Posición 1 y 4

Danza de Shiva Patrón Vertical Posición 4 y 1

Video

En este video puedes hacer las combinaciones de los movimientos comenzando en todas las posiciones iniciales modificadas.

Al igual que cualquier otra práctica de concentración, la danza de Shiva funciona mejor cuando sentimos con claridad lo que estamos haciendo durante y después de la práctica. Como todas las técnicas que nos ayudan a establecer una conexión interna más clara, es útil observar los efectos en la respiración, el cuerpo y la mente. También es una buena idea sentir los efectos a nivel emocional cuando observamos todo el proceso imparcialmente y sin auto-juzgarnos.

Considera practicar estos patrones simples con suficiente dedicación hasta que todos los patrones y movimientos sean muy fáciles de hacer tanto lenta como rápidamente. Confía que poco a poco y con pasos mesurados la práctica ofrece sus beneficios. Cuando podemos practicar fácilmente a diferentes velocidades, podemos agregar variaciones para seguir expandiendo nuestra capacidad.

Por favor recuerda que hay un DVD muy completo con la Teoría y Práctica de la Danza de Shiva creado por Andrey Lappa (en idioma inglés) en Pranamaya.com

Espero que disfrutes de esta exploración.
Paz,
rubén

Más artículos de la Danza de Shiva

 

 

Introducción a la Danza de Shiva (Shiva Nata)

 

 

La Danza de Shiva es una forma de meditación en movimiento rescatada en años recientes por el profesor ucraniano Andrey Lappa. La práctica comienza con dos patrones de movimientos básicos, horizontal y vertical. Cada patrón consta de 4 posiciones de brazos sencillas. En la Dance de Shiva se mueven los brazos entre estas 4 posiciones básicas.

Esta práctica es muy útil para cultivar:

  • Atención & Concentración
  • Coordinación
  • Expansión de la capacidad de procesamiento mental

Como de costumbre, practicamos:

  • Haciendo lo que podemos, ni más, ni menos
  • Dejando a un lado tensión, forzar y forcejear
  • Favoreciendo movimientos armónicos y fluidos

Patrón Horizontal

Durante todos los movimientos las palmas de las manos tratan de mantenerse hacia arriba como si estuviera sosteniendo tazas de té y tratando de no derramar. Además, cada brazo-mano evita cruzar el eje medio vertical del cuerpo.

Las cuatro posiciones de los brazos para el patrón horizontal:

Danza de Shiva patrón Horizontal posición 1

Danza de Shiva patrón Horizontal posición 2

Danza de Shiva patrón Horizontal posición 3

Danza de Shiva patrón Horizontal posición 4

Movimientos de los Brazos

Comenzamos con el patrón más sencillo, movimiento Adelante, moviendo los brazos de la posición 1 a la 2 a la 3 a la 4 y regresando a la posición 1. Observa que esto crea un movimiento de espiral horizontal. Así como cuando aprendemos cualquier otra cosa, empezamos lentamente para aclarar los movimientos. Por ejemplo, podemos tratar de asegurarnos que los movimientos de los brazos incluyen un movimiento armónico de los omoplatos.

Luego podemos explorar el segundo patrón, movimiento Atrás, moviendo los brazos de la posición 1 a la 4 a la 3 a la 2 y regresando a la posición 1. Gradualmente podemos incluir un tercer patrón, movimiento Alternado, con un brazo moviéndose hacia Adelante (1-2-3-4) mientras el otro brazo se mueve hacia Atrás (4-3-2-1). Este patrón se puede alternar, así que el brazo que empieza moviéndose en el patrón Adelante luego se mueve en el patrón Atrás y viceversa.

Patrón Vertical

Durante todo el movimiento las palmas de las manos se mantienen orientadas hacia afuera como empujando paredes imaginarias hacia los lados. Similarmente al patrón horizontal, cada mano-brazo evita cruzar el eje vertical medio del cuerpo.

Las cuatro posiciones de los brazos en el patrón vertical:

Danza de Shiva patrón Vertical posición 1

Danza de Shiva patrón Vertical posición 2

Danza de Shiva patrón Vertical posición 3

Danza de Shiva patrón Vertical posición 4

Movimientos de los Brazos

Tal como hicimos en el patrón horizontal, comenzamos con el patrón más simple, Adelante, moviendo los brazos de la posición 1 a la 2 a la 3 a la 4 y regresando a la posición 1. Nos damos cuenta que este patrón crea un movimiento en espiral vertical. Comenzando con movimientos lentos para aclarar el patrón, y así como hicimos en el patrón horizontal, favorecemos movimientos que armonizan los brazos y los omoplatos.

Luego podemos explorar un segundo patrón, Atrás, moviendo los brazos de la posición 1 a la 4 a la 3 a la 2 y regresando a la posición 1.Aquí también podemos alternar los patrones de modo que mientras un brazo sigue el patrón Adelante (1-2-3-4) el otro sigue el patrón Atrás (4-3-2-1). Luego invertimos el movimiento.

Video

En este video puedes ver ejemplos de los patrones horizontal y vertical combinados con los patrones Adelante, Atrás y Alternado. También puedes ver un ejemplo de un patrón de movimiento de las piernas.

Como hacemos en cualquier otra práctica, hacemos una pausa para notar los efectos de lo que estamos haciendo. Sentimos los efectos a nivel físico en las sensaciones del cuerpo. Además, notamos los efectos a nivel mental, por ejemplo, ¿Fue la secuencia de movimientos lo suficientemente interesante para mantener nuestra atención de modo que no estábamos pensando en nada más? También, a nivel emocional, ¿fue posible practicar sin juzgarnos cuando nos distrajimos o confundimos?

Considera practicar estos patrones simples con suficiente dedicación hasta que todos los patrones y movimientos sean muy fáciles de hacer tanto lenta como rápidamente. Confía que poco a poco y con pasos mesurados la práctica ofrece sus beneficios. Cuando podemos practicar fácilmente a diferentes velocidades, podemos agregar variaciones para seguir expandiendo nuestra capacidad. Puedes intentar combinaciones en las que un brazo comienza en la posición 1 mientras el otro comienza en la posición 2 siguiendo los patrones Adelante, Atrás y Alternado.

Si te gusta esta práctica, hay un DVD muy completo con la Teoría y Práctica de la Danza de Shiva creado por Andrey Lappa en idioma inglés en Pranamaya.com

Espero que encuentres esta práctica útil y que compartas tus preguntas y tus hallazgos.

Paz,
rubén

Más artículos de la Danza de Shiva

 

 

Yoga como Relación: Profundizando la práctica

arch

 

 

En sánscrito muchas palabras tienen una gran variedad de significados. Por ejemplo, algunos de los significados de la palabra yoga incluyen: vinculo, unión, juntar, conexión y relación.
Incluso cuando pensamos en el yoga desde la perspectiva más superficial, considerando el cuerpo solamente, podemos ver que tiene sentido utilizar la idea de relación, cuando pensamos en el aspecto físico del yoga, ya que invita ideas como la creación de una armoniosa relación entre:

  • los huesos en el cuerpo
  • los huesos, tendones, músculos y tejidos

  • el sistema nervioso y los elementos físicos del cuerpo
  • inhalación y exhalación
  • respiración y movimiento

Aún más interesante es observar que en el yoga también estamos cultivando relaciones eficientes entre:

  • respiración, cuerpo y mente
  • respiración, mente y emociones
  • actitud y acción
  • intention, actitud y acciones

A medida que continuamos explorando más profundamente no podremos dejar de notar que el yoga se trata de la relación que tenemos con nosotros mismos, porque tarde o temprano las herramientas del yoga nos ayudarán a darnos cuenta de:

  • Las historias que nos contamos (y creemos)
  • como esas historias influyen en nuestro pensamiento, acciones y emociones
  • como filtran esas historias nuestras percepciones
  • como nuestros pensamientos e historias crean suposiciones y expectativas

Por otra parte, a medida que seguimos explorando en más direcciones nos damos cuenta que las relaciones que hemos establecido con nosotros mismos se compenetran con las relaciones que hemos cultivado con las personas y el medio ambiente que nos rodean.

Así que la próxima vez que pienses que en el yoga estás tratando solamente de estirar tus músculos, considera invitarte a ti mismo a ampliar tu definición para que puedas saborear la profundidad de la práctica que te permitirá disfrutar de la experiencia completa de desarrollo una intimidad interna que te preparará para establecer relaciones significativas con las personas a tu alrededor.

¡Paz y felicidad!
rubén

 

 

Ejercicios simples y fáciles para articulaciones saludables

A menudo, muchas personas asumen que el yoga se trata de cultivar niveles extremos de flexibilidad. Esta suposición puede estar relacionada con la tendencia de los medios de comunicación de presentar imágenes de personas extremadamente flexibles en posturas muy dramáticas cuando presentan infomración acerca del yoga. Sin embargo, es más realista, acertado y útil entender el yoga como una práctica completa e integrada para el cultivo de equilibrio en el cuerpo, la mente, la respiración y las emociones.

Nuestro cuerpo monitorea constantemente nustros movimientos, y también registra lo que no estamos haciendo. Lo importante es recononcer que nuestro cuerpo se adaptará a nuestros patrones de movimiento incluyendo movimiento y sus restricciones.

Cuando consideramos la salud de nuestras articulaciones, ayuda recordar que cada articulación tiene un rango específico de movimiento que puede variar de acuerdo a cuanto utisamos esa articulación. Aquí es donde es útil aplicar el concepto del yoga como equilibrio. Puede haber algunas articulaciones que tendemos a utilizar con frecuencia y, si las utilizamos en exceso, pueden deteriorarse más rápido. Por el contrario, las articulaciones que no usamos mucho tenderán a perder su mobilidad.

Este video presenta una secuencia muy fácil y sencilla de movimientos para ayudar a mantener las articulaciones saludables explorando el rango natural de movimiento en las articulaciones. Puedes considerar esta breve secuencia de 10 minutos como una manera de recordarle a tu cuerpo que quieres mantener su rango natural de movimiento. Es importante tener en cuenta que no es necesario hacer estos movimientos de forma extrema. Por el contrario, conecta tu atención y tu conciencia haciendo de esta secuencia una exploración de patrones de movimiento saludables. Explorar estas acciones con facilidad y con curiosidad y por favor recuerda mantener tu respiración constante, suave y continua.

Como de costumbre, puedes interpretar cualquier signo de dolor como un mensaje de su cuerpo indicando que ese tipo de movimiento tal vez no sea apropiado para ti en este momento. Como de costumbre, después de la práctica es una buena idea hidratar bien y también prestar atención a los efectos que notas en tu cuerpo, mente y actitud. Espero que este video te sea útil.

Disfruta de esta práctica con una sonrisa leve.

Namaste,
rubén

 

 

No tengo tiempo para esto …

SandDunes

 

 

Una de las muchas ventajas de estar casado con una lingüista, es que es más fácil ser consciente de la importancia de las palabras que uso. Además, como profesor, estoy muy interesado en utilizar el idioma de manera acertada y concisa. Además, una parte esencial de la práctica del yoga es estudiar de nuestra propia mente, sus acciones y patrones (svadhyaya). Así que, realmente trato de prestar atención a las palabras que escucho y que uso. A menudo escucho expresiones como: “no tengo tiempo para esto.” Al prestar atención me doy cuenta de lo interesante que es explorar el significado de tales expresiones. “No tengo tiempo para esto” parece ser usado cuando nos encontramos con un “obstáculo” en el camino a algún destino. Estamos tan motivados en llegar a donde vamos que sentimos que sería mucho mejor, y mucho más eficiente si no tuvieramos que lidiar con algunas distracciones inesperadas en el camino.

Esta expresión, no tengo tiempo para esto, implica que tenemos mejores cosas que hacer con nuestro tiempo. A menudo, cuando la usamos, estamos indicando que hay algo fuera de nuestros planes, algo que vemos como algo negativo porque tenemos expectativas y planes específicos que nos llevan en una dirección diferente.

Desde la perspectiva del yoga, si entendemos que el yoga es estar totalmente presentes, la práctica es darle nuestra atención a lo que está sucediendo justo delante de nuestros ojos. Recuerda que nuestras expectativas son semillas para futuras frustraciones y que esas expectativas nos llevan a ver nuestras experiencias como positivas o negativas. Por otra parte, cuando reconocemos que siempre estamos sólamente en un momento y lugar concretos, aquí y ahora, en este minuto, en el día de hoy, entonces tiene sentido que es importante aclarar para que tenemos tiempo.

Una sugerencia sería asegurarnos que tenemos claridad en la intención que motiva nuestros corazones a moverse en la dirección de cumplir nuestra intención. Cuando nuestra intención es muy clara, es mucho más fácil decidir lo que merece nuestra atención porque sabemos si nuestras acciones están alineadas con nuestra intención. A lo largo del camino, cuando reconocemos que tenemos muy poco control (casi ningún control) sobre el mundo exterior (pranidhana ishvara), podemos aprender a aceptar las situaciones y eventos que se nos presentan. Estas “distracciones” para las que no tenemos tiempo, nos ofrecen oportunidades para clarificar nuestra intención, cultivar la humildad y la flexibilidad y, muy a menudo, tales distracciones traen un regalo de discernimiento sobre nuestra participación en este momento en el que estamos.

La próxima vez que te escuches decir “Yo no tengo tiempo para esto” te sugiero hacer pausa para sentir lo que está sucediendo dentro de ti. Luego toma una respiración suave y larga, y tal vez te puedes preguntarte, ¿que clase de actitud tengo en este momento? Cómo me ayuda esta actitud a progresar hacia mi intención? ¿Qué merece mi tiempo y atención? ¿Para qué tengo tiempo?”

Espero que estas ideas te sean útiles en tu camino hacia la felicidad, la compasión y la satisfacción.

Namaste.

rubén

 

 

Aprendiendo a Confiar (o Como encontrar tu maestro interior)

FuchsiaOrchids
 

 
El yoga, cuando se practica con integridad, nos guía en un viaje hacia una mayor claridad y bienestar. En el camino, a medida que afinamos nuestra sensibilidad, las preguntas surgen, sobre todo preguntas como, ¿cómo puedo saber si lo que estoy haciendo está bien o mal? Si tenemos suerte, podemos buscar la ayuda y el asesoramiento de alguien de confianza, una persona con conocimientos y experiencia personal en este proceso, nuestro profesor o profesores. En la tradición de Yoga, el gurú o maestro, es un guía que con sabiduría ayuda al estudiante a pasar de un estado de oscuridad, limitación o restricción a una mayor claridad, libertad y bienestar.

Si tenemos la suerte de tener acceso a un buen maestro, es probable que este maestro nos sugiera una técnica o práctica que nos ayude a descubrir limitaciones y restricciones. Una vez identificamos la restricción, tendremos más claridad para tomar la decisión que apoyga nuestro crecimiento. Probablemente nos daremos cuenta de que el profesor no tomará la decisión por nosotros, osea que estamos a cargo de tomar nuestras propias decisiones.

¿Podemos confiar en nosotros mismos?

¿Cómo podemos saber si podemos confiar en nosotros mismos? Muy a menudo escuchamos instrucciones en clases de yoga que nos dirigen a escuchar al maestro interior, la sabiduría interior o nuestra guía interior. Sin embargo, cuando ponemos atención a lo que está sucediendo en el interior, a menudo encontramos un monólogo interminable con diferentes opiniones sobre lo que estamos haciendo, así como también pensamientos acerca de muchas otras cosas sin ninguna conexión con nuestra práctica de yoga. ¿Cuál de estas voces y opiniones es nuestro maestro interior? Es acaso la voz que está diciendo que me esfuerce más? ¿es será la parte que está comparando lo que estoy haciendo con lo que la persona a mi lado está haciendo? O, ¿es la parte que está pensando en mi lista de cosas por hacer o lo que voy a comer esta noche? Parece que la mayoría de nosotros estamos pensando y tomando decisiones constantemente, y que la charla interior suele ser más un obstáculo que una guía.

Nuestra brújula interior

Mi sugerencia es que la mayoría de la gente, y tal vez todos nosotros, estamos equipados con una brújula interna que nos ofrece orientación sutil con regularidad. Una de las características de este sistema interno de orientación es que actúa con suavidad y sin forzar. Por tanto, el ruido y las distracciones externas combinadas con nuestra charla interior son distracciones que disminuyen la probabilidad de que notemos y escuchemos esa guía interior. Puedes verificar si tienes acceso a tu brújula interior, tomando unos momentos para pensar en una decisión reciente que hiciste (no tiene que ser una decisión mayor) donde, después de haber decidido y actuado pensaste o dijiste: “Yo sabía que no esta no era una buena idea” o ” Yo sabía que no esto no iba a acabar bien”. Esa consciencia interior que ofrece una sugerencia leve es nuestra brújula interna.

Una sencilla sugerencia

Cuando tienes que tomar una decisión, es posible que notes una sugerencia muy leve indicando una dirección u opción específica. Por lo general no se expresa en palabras, es por esto que algunas personas le llaman el silencioso susurro del corazón. Esta suave guía, apenas sugiere o indica sin forzar o forcejear; se siente como un consejo ofrecido suavemente. En otras palabras, se siente como una sugerencia y no una orden, o sea que nosotros siempre podemos elegir cualquier opción, aún en contra de la sugerencia recibida. A menudo, si tenemos una expectativa específica o si estamos apegados a una de las opciones que tenemos, es probable la sugerencia recibida encuentre resistencia o renuencia de nuestra parte. En esos casos, no es inusual que empecemmos a crear argumentos y explicaciones que justifiquen tomar un camino diferente al sugerido. Un ejemplo muy simple que ayuda a ilustrar como funciona esto: Estás cenando con amigos en uno de tus restaurantes favoritos y sientes una leve indicación que te sugiere que has ccomido suficiente. Sin embargo, todavía no has comido postre y este lugar sirve uno de tus postres favoritos. A pesar de haber recibido una señal clara (auqneu suave), puedes escucharte pensando o justificando, por ejemplo: esta semana realmente he trabajado muy duro y merezco una recompensa, o hoy caminé más de lo normal, o hoy mi almuerzo fue muy pequeño. No es raro que en este caso le pidas a tus amigos sugerencias y opiniones acerca de si debes pedir postre o no. En otras palabras, nos convencemos de que esta bien ignorar el consejo interno. Ordenas postre, y lo comes. Al llegar a casa o a la mañana siguiente notas loas efectors de haber comido demasiado la noche anterior y tal vez dices:”sabía que no dií haber comido tanto”. Aclarando, nuestro guía interior ofrece una opción, podemos escuchar o ignorar, y al final siempre tenemos que tomar una decisión. Independiente de la decisión tomada, tendremos que vivir con las consecuencias de nuestras acciones.

¿Puedes confiar en este guía interior?

Te debes estar preguntando, ¿cómo puedo aprender a confiar en mi guía interior? Piensa en la gran cantidad de ocasiones en las que has sentido esa sutil sugerencia interior. Ahora, observa cuantas veces has escogido ignorar a tu brújula interior y has terminado sintiendo o pensando: “Yo sabía que esa decisión no era una buena idea!”. Probablemente, todas las veces. Ahora, recuerda cuantas veces has decidido seguir esas sugerencia leves, y cuantas de esas veces te has sentido agradecido de haber escuchado. Lo más probable es, todas las veces. Mejor aún, piensa si las sugerencias que recibes han ido en tu contra y verás que la evidencia de tu propia vida te mostrará que la guía interior que recibes siempre trabaja para tu beneficio –incluso si no entiendes la lógica detrás de la indicación recibida. Si tu guía interior te ofrece opciones que te benefician todas las veces, por qué no dar a estas sugerencias la oportunidad de ayudarte la próxima vez? Lo más probable es que no te arrepentirás.

Intenta este método

Pausa
La próxima vez que necesites tomar una decisión, (tal vez comienza con algo sencillo), puedes estar dispuesto a hacer una pausa y escuchar? Incluso puedes preguntar, cuál es la mejor opción?
Presta atención
Escucha con curiosidad. La respuesta puede no llegar inmediatamente. Puede venir en unas palabras en un libro que estás leyendo, o en la letra de una canción que estás escuchando, o como parte de una conversación en la que estás participando o en una valla al lado de la carretera. Al notar que algo resuena contigo, mira si te ofrece una alternativa relacionada ccon la pregunta, situación o dilema que tienes. Aprende a notar la diferencia entre la sutil sugerencia de tu sabiduría interior y la sensación cuando estás tratando de convencerte a tí mismo.
Actuar
Sigue la guía sin forcejear.
Observa el resultado.
Si funciona y terminas en un lugar con un poco más de claridad y bienestar, considera repetir este procedimiento durante el próximo par de semanas dándote cuenta si esto te ayuda a sentirte más a gusto con frecuencia.

Debo añadir, que combinar el enfoque propuesto en el artículo anterior acerca de no tratar de predecir el futuro funciona muy bien en combinación con este método.

Como siempre, espero que estas ideas te sean de utilidad.

Namaste

rubén

 

 

Estoy feliz de no ser bueno en predecir

riverBifurcation

 

 

El yoga puede ser entendido como el estado y las técnicas para encontrarnos con nosotros mismos en el momento y lugar en donde estamos. Sin embargo, para la mayoría de nosotros, cada vez que tratamos de encontarnos a nosotros mismos, nos damos cuenta que es difícil estar completamente presentes porque nuestra mente está preocupada con una lista interminable de pensamientos, ideas, planes, recuerdos, arrepentimientos, miedos, etc. En otras palabras, es difícil para nosotros estar plenamente inmersos en el momento porque nuestra mente está llena de otros asuntos aparentemente más importantes o urgentes. Por ejemplo, cada vez que tratamos de practicar algún técnica de yoga, posiblemente nos damos cuenta que nuestra mente tiende a continuar haciendo lo que estaba haciendo antes, y que toma tiempo dejar atrás nnuestras acitvidades previas. Es importante recordar que esto es absolutamente normal, sobre todo si tenemos en cuenta que hemos estado entrenando nuestra mente a estar pendiente de una cantidad de cosas innumerables.

Por supuesto, cada vez que nos damos cuenta de que tan distraís;dos estamos podemos escoger sentirnos frustrados por nuestra falta de control mental. Otra opción ofrecida por el yoga podría ser tratar de observar en que estamos invirtiendo nuestra atención y energía. Una vez que identificamos esta tendencia o patrón, podemos determinar si es útil o no. Si la actividad nos ayuda a sentirnos más equilibrados, vibrantes e integrados, podemos optar por mantener el patrón. Por otro lado, si la tendencia no es útil podemos tratar de notarla y dejarla a un lado.

Una tendencia fascinante que he notado en mi manera de pensar y actuar es el hábito de predecir lo que va a suceder. Al darme cuenta de cuan frecuente este patrón es para mi, decidí observar con curiosidad para explorar el patrón y para establecer, a través de mi propia experiencia, si esta tendencia a predecir contribuye o no a mejorar la calidad de mi participación en mi propia vida. Encontré que nunca he podido predecir el futuro con exactitud. Incluso cuando se trata de algo simple, como tratar de predecir lo que ocurrirá en un par de horas, me doy cuenta que realmente no tengo talento para predecir en absoluto. Cuando miro hacia atrás, soy muy consciente de que yo nunca habría sido capaz de predecir mi vida y cómo se ha desarrollado.

Además, la tendencia a querer predecir cómo las cosas van a salir, tiene efectos secundarios indeseables. En primer lugar, predecir genera expectativas, o sea que cambiamos al modo de pensar “debería”. Una vez, pienso que sé lo que va a suceder, me doy cuenta que mi mente comienza a generar ideas acerca de lo que “debería suceder.” Esto sería una consecuencia lógica y útil, si mis predicciones fueran acertadas. Pero, repito, predecir no es mi fuerte en absoluto! En segundo lugar, cada predicción fácilmente genera una suposición de que, “dado que creo que sé lo que va a pasar, yo no necesito a prestar atención.” Por lo tanto, la predicción también se convierte en una receta para no estar presente, y el no prestar atención conlleva no darme cuenta de las conexiones entre mis acciones y sus efectos.

Al considerar esta simple idea: tengo una tendencia a predecir qué va a pasar, me di cuenta que no soy bueno para eso. Por otra parte, también noté que mis predicciones generan expectativas y sus frustraciones , así como una tendencia a no estar presente. Esto es claramente un patrón, de hecho un hábito, que es indudablemente inútil, y, honestamente, una forma de jdesperdiciar mi energía. Por lo tanto, he estado en el proceso de cambiar este patrón, primero prestando atención y dándome cuenta cada vez que trato de predecir el futuro. Cuando me doy cuenta, hago una pausa, respiro y me acuerdo que no tiene sentido hacer algo que nunca ha funcionado. Hasta el momento, parece estar funcionando, y la energía que yo no pierdo en la predicción y la frustración está disponible para estar más presente en todo lo que estoy haciendo. Por supuesto, como con cualquier otro hábito cultivado durante un largo tiempo, hay una tendencia a regresar al modo de predicción, sobre todo cuando estamos distraídos o cansados. En esos momentos, es útil persistir con paciencia y gentileza con nosotros mismos.

Tengo curiosidad, ¿eres bueno en la predicción?
Al continuar esta reflexión, me he dado cuenta que al aceptar completamente que no soy bueno en predecir es realmente esencial para presenciar la novedad y singularidad floreciendo justo frente a nuestros ojos en cada momento de nuestras vidas. ¡ Que increíble regalo! Estoy muy feliz de no ser bueno en predecir.

¿ Y tu, eres bueno en predecir?

Namaste

rubén

 

 

Como cambiar nuestros hábitos (pratipaksha bhavanam)

PacificNorthwestCoast

 

 

En el yoga, estamos interesados en observar con precisión, es decir, sin juzgar inmediatamente, y tratando de tener mayor claridad sobre lo que está sucediendo realmente. Sin embargo, a menudo estamos tan involucrados en los pequeños detalles de nuestra vida cotidiana que podemos perder la perspectiva. Por ejemplo, a veces un mensaje de correo electrónico en el trabajo puede generar una gran cantidad de reactividad dentro de nosotros, incluyendo preocupaciones, miedos, rabia, ansiedad, etc. Aquí es donde el yoga puede ser útil. Pues en cuanto nos damos cuenta de que estamos reaccionando sin pensar, estiramos nuestra columna vertebral, enfocamos nuestra atención en respiración haciendo nuestras exhalaciones más suaves y más prolongadas. Entonces podemos preguntarnos, ¿qué importancia tendrá este mensaje en 1 semana, 1 mes, 1 año, 1 década? Al hacer esto estamos ofreciendonos a nosotros mismos una pausa para cambiar nuestra perspectiva y creando la oportunidad para notar si el patrón de pensamiento al que estamos acostumbrados es útil y si contribuye a sentirnos mas equilibrados.

Haciendo frente a las expectativas

Uno de los obstáculos que podemos encontrar en la aplicación de esta técnica es que podemos tener expectativas de que el cambio en nuestra forma de pensar y sentir debe ocurrir con facilidad y rapidez. Si examinamos esta suposición, nos daremos cuenta que no está basanda en la realidad. Cualquier patrón que hemos adoptado, probablemente ha sido parte de nuestra forma de hacer las cosas por un buen tiempo. Esto quiere decir, que hemos utilizado esta fomra de pensar y actuar muchas veces y que tal vez ni siquiera somos conscientes de lo que hacemos. En ese caso, el primer paso es reconocer que este hábito existe. El siguiente paso es tener la actitud de un observador curioso tratando de averiguar si la nueva forma de hacer tiene algún efecto. La clave es tratar el nuevo enfoque con paciencia y persistencia. Mientras más usemos la nueva forma de ver y actuar, seremos más conscientes de tener una nueva alternativa que puede ser más útil. Poco a poco, iremos pensando en esta nueva opción más a menudo y cada vez menos en la otra alternativa, hasta que la forma anterior de hacer las cosas no aparezca más. Es muy útil recordar que tomará algún tiempo y así no tendremos que sentirnos culpables cuando olvidemos la nueva perspectiva.

Previniendo frustraciones

El otro obstáculo potencial al tratar de cambiar un hábito es que podemos sentir que es frustrante cada vez que nos damos cuenta de cuán profundamente arraigada está la antigua manera de pensar, sentir y ser. En estos casos es importante pensar que cada vez que nos damos cuenta de que estamos utilizando la vieja manera de hacer las cosas, en realidad estamos tomando consciencia de este hábito. Dado que no hemos sido conscientes de este hábito con anterioridad, ser conscientes de él es un cambio positivo en sí mismo. O sea que nos estamos moviendo en la dirección correcta! Una vez más, paciencia y persistencia nos ayudarán a cambiar este hábito gradualmente.

Cuando cambiamos nuestra perspectiva podemos ver muchas cosas que tal vez ignoramos antes. También podemos notar si estamos teniendo una reacción desproporcionada. Al abrir un poco de espacio consciente en nuestra vida diaria, estamos abriendo una puerta para explorar otras alternativas. A medida que implementamos esta técnica sencilla podemos tratar de prestar atención a sus efectos. En consecuencia, vamos a ser capaces de determinar si este cambio es un cambio inteligente o no.

Te invito a probar esta aplicación de los Yoga Sutras (2.33 Pratipaksha Bhavanam) y que me cuentes como te parece. Espero que esta técnica sea útil para ti.

Namaste

rubén

 

 

Yoga: ¿Estoy haciendo suficiente?

RoadInForest

 

 

Cuando nos acercamos a algo nuevo, a menudo simplemente tratamos de captar la idea general. A medida que profundizamos nuestro conocimiento, nos vamos enfocando cada vez más hacia los detalles y las sutilezas. Sin embargo, puede suceder que la profundización de nuestro enfoque contribuya a perder contacto con una perspectiva más amplia. Por ejemplo, cuando empezamos a practicar posturas de yoga, es difícil para la mayoría de nosotros, entender las instrucciones detalladas que recibimos. En algunos casos sentimos que a duras penas somos capaces de permanecer en la postura sin contener la respiración, y realmente parece imposible tratar de rotar internamente esto o aquello mientras estiramos la piel a lo largo de la planta del pie sin perder el tono del arco interno del pie. A medida que practicamos con mayor regularidad, es posible sumergirnos mas a fondo en los pequeños detalles de la postura y es posible también que olvidemos tener una actitud de desapego y una mirada suave.

Al observar a la gente a mi alrededor, me doy cuenta de una tendencia aparentemente general en el lugar donde vivo, donde muchas personas, a pesar de disfrutar de muchas comodidades, como tener la posibilidad de elegir qué comer y un espacio cálido para protegerse de la lluvia y el frío, parecen tener dificultades para mantener una sonrisa suave en sus rostros. Siento que para muchos de nosotros, nuestras obligaciones diarias y nuestras obligaciones de trabajo a menudo consumen una gran cantidad de enrgía y se convierten en una fuente de tensión y el estrés.

Como seres humanos es normal desarrollar patrones en nuestras formas de movernos, respirar, sentir y pensar. Tenemos la suerte de poder utilizar algunos de estos patrones para estar alerta y responder al estrés de situaciones desafiantes y difíciles y así ayudarnos a enfocarnos en nuestra prioridad, sobrevivir. Por supuesto, ya que el cuerpo tiene una cantidad de energía limitada, tiene que ser inteligente en su asignación de recursos. Así que, cuando nos sentimos amenazados, los sistemas no esenciales toman en una prioridad baja. Por ejemplo, el descanso, la restauración, el mantenimiento y la digestión se posponen hasta un momento más propicio. Claro que si ese momento más propicio no llega, aquella capacidad de estar alerta y reaccionar, puede agotar nuestra energía llevándonos al desequilibrio.

Una de las peticiones más comunes que escucho en las clases de yoga es una solicitud de prácticas conducentes a la relajación. Sé que la relajación profunda es una recompensa necesaria y merecida para contrarrestar nuestras circunstancias actuales y acercarnos al equilibrio. Sin embargo, no es de extrañar que nuestra tendencia a hacer demasiado, esté tan arraigada, que se expresa inconscientemente en nuestra práctica de yoga. Por supuesto, yo entiendo lo bien que se puede sentir cuando hacemos que nuestra práctica sea intensa al explorar los límites de lo que podemos hacer. Sin embargo, no es raro que las personas que se sienten sobrecargadas de trabajo, estresadas y sin dormir demasiado, traigan estas mismas tendencias a la práctica de yoga, empujandose a sí mismas a crear más tensión y estrés. A veces esta intensidad puede ser el resultado de estar demasiado enfocado en los detalles de la práctica y por tanto olvidando que el equilibrio es un aspecto fundamental del yoga.

Podría decirse que uno de los conceptos esenciales de la filosofía del yoga es el discernimiento (en sánscrito: viveka). El discernimiento es la capacidad de ver, sentir y percibir cada vez con mayor claridad la distinción entre lo que es útil y lo que no es útil, lo que podemos y no podemos hacer, lo que es demasiado y lo que es muy poco. Una sugerencia que puede ser útil es hacer de nuestra práctica una danza suave y divertida para ayudarnos a explorar haciendo más y luego haciendo menos, y así ayudarnos a refinar nuestra capacidad de modular la intensidad de baja a alta. De esta manera, podemos concentrar nuestra mente más en nuestra práctica y crecer en nuestra capacidad de percibir, con claridad y atención, los efectos de cada elección deliberada que hacemos. En consecuencia, nos iremos dando cuenta que nuestra práctica también está ayudando a perfeccionar las habilidades para notar los efectos de nuestro nivel de intensidad al trabajar, vivir nuestra vida y hacer todo lo que hacemos.
En breve, sugiero que nos preguntemos más a menudo:

  • ¿estoy haciendo mucho o demasiado?
  • ¿puedo hacer sin forzar?
  • ¿sería útil hacer menos?
  • ¿es posible saborear este momento?
  • ¿puedo estar relajado y alerta?

A menudo nos preguntamos, ¿cómo sé si estoy tratando demasiado duro o no lo suficiente?
Yo sugeriría que encontramos estas respuestas mediante la observación de nuestra mente, sintiendo las emociones en nuestro corazón y detectando el estado general de nuestro cuerpo. Si tu mente está más abierta, centrada y clara, si tu cuerpo se siente relajado, fuerte y en capacidad de hacer lo que tiene que hacer, y si tu corazón siente más gratitud y más amor, probablemente vas por el camino correcto.
Recibe mi más sincero deseo por una salud vibrante, una mente tranquila y un corazón lleno de amor,
Namaste

rubén

 

 

Video Gratis de Meditación Fácil para Principiantes

 

 

Practicar meditación ofrece beneficios a varios niveles. Cada vez más estudios indican que la meditación puede tener una influencia positiva en el cuerpo, la mente, nuestro estado emocional y nuestra salud en general. Estudios recientes sugieren que meditar puede contribuir a desacelerar el envejecimiento. Una manera de ver la meditación es: tomar un momento para encontrarme conmigo mismo, sumergiéndome debajo de los constantes procesos cotidianos en la superficie de mi mente. Para mí, la meditación simplemente se siente bien, por que calma la mente, nos da una pausa de nuestras maneras habituales de pensar, movernos, respirar y sentir. Por ello, practico con regularidad.

La meditación es simplicidad. El video que sigue ofrece una meditacion sencilla y efectiva para reducir estres, relajar, calmar y descansar la mente.

Algunas sugerencias:

  • Dáte permiso de hacer una pausa — reconoce que el mundo podrá sobrevivir sin ti por unos minutos 🙂
  • Siéntate comodamente con columna erguida y relajada
  • Relaja tensión
  • Respiración calmada, sin esfuerzo ni interrupciones
  • Deja que pasen las distracciones sin sin quiera tratar de bloquearlas o de hacer comentarios internamente
  • Simplemente obseva todo lo que esta pasando
  • Disfruta este momento de tranquilidad y tu propia compañía
  • Al meditar realmente no importa cuantas veces nos distraemos. Simplemente regresamos, una y otra vez a lo que estamos observando. Poco a poco nuestra atención y paciencia se van fortaleciendo. Luego de meditar, observa como te sientes. Si la práctica te ayuda a sentirte un poco mmejor, considera ofrecerte el regalo de meditar con regularidad.

    Espero que disfrutes esta sesión de meditación con este video filmado en Sunset Beach, Florida, EEUU

    Namaste,

    rubén