Ser Efectivos: Cómo mantenerse enfocado en el presente

park/parque

Muchas veces entramos en un patrón de pensamiento que va más o menos así:

  • “Yo no estoy donde quiero estar”, o
  • “Yo no estoy donde creo que debería estar” o
  • “Yo no estoy donde debo estar” o
  • “No estoy donde me gustaría estar”, o
  • “Yo no estoy donde yo estaba o estuve”

Esto no es inusual. Por el contrario es algo que muchos de nosotros enfrentamos día a día. En realidad, si observamos nuestra mente lo más probable notaremos una tendencia a dar nuestra atención a otros tiempos y lugares, entrando en modo de planeamiento, expectativa, especulación y otras ideas orientadas hacia el futuro. Otra distracción común es dar nuestra atención a recordar o lamentar y a otros patrones de pensamiento orientados al pasado.

No digo que no pueda ser útil o productivo a nivel mental, psicológico y emocional dar nuestra atención al pasado o al futuro. Sin embargo, el único lugar donde podemos ser eficaces es en el momento donde podemos actuar. Ese momento es aquí y ahora. Si estamos constantemente pensando en otros tiempos y lugares, es difícil dar nuestra atención a la experiencia que estamos viviendo. Como resultado, es posible que no notemos los detalles y la retroalimentación que nos ayudan a afinar nuestras acciones.

Cuando notes que estás distraído, puedes usar esta técnica fácil y sencilla que te ayuda a ser efectivo al centrarte en el presente. Este ejercicio se puede hacer sentados, de pie, caminando o acostados:

  • Estira tu columna vertebral
  • Pregúntate a ti mismo: “¿Dónde estoy? ¿Estoy aquí? “
  • Observa tu respiración natural y en la inhalación mentalmente dí, “Yo”
  • En la exhalación dí mentalmente, “estoy”
  • En la siquiente inhalación dí mentalmente “aquí”
  • En la exhalación dí mentalmente, “ahora”
  • Repite entre 3 a 5 rondas.

Concéntrate completamente en este momento, circunstancias y situación y observa si hay más claridad en cuanto a que merece toda tu atención en este momento.

El yoga es útil solamente si nos ayuda a estar completamente presentes en nuestras vidas.

Espero que disfrutes esta técnica y que te sea de utilidad.
Namaste

 

Enero 2012 Retiro Yoga en Costa Rica

January 2012 Yoga Retreat in Costa Rica - Enero 2012 Retiro Yoga en Costa Rica

Como sugerí en cada práctica es un retiro, cuando dejamos a un lado las distracciones nuestra práctica nos ayuda a darnos cuenta de las formas habituales en que nos movemos, respiramos, pensamos y sentimos. Estas maneras habituales de ser tienden a limitar nuestro nivel de consciencia y claridad. Sin duda el hacer de cada práctica un retiro es una herramienta invaluable para cada uno de nosotros. Obviamente, cuando nos retiramos físicamente de nuestro mundo cotidiano creamos las condiciones apropiadas para elevar nuestro nivel de consciencia en respuesta a nuestro nuevo entorno y circunstancias. En enero de este año me sentí muy honrado y agradecido de tener la oportunidad de guiar un retiro en Costa Rica. Nuestro grupo pronto tuvo una excelente cohesión y un sincero sentimiento de camaradería y amistad inspiradas por la belleza de la selva tropical húmeda, la calidez de la gente y del ambiente, los agradables espacios de práctica, así como también por la deliciosa comida preparada y servida con mucho amor. Estoy feliz de anunciar que vamos a regresar a nuestro refugio de yoga en Costa Rica en enero del 2012. Si estás interesado en dejar atrás el estrés y la tensión del año 2011 y en comenzar el 2012 sintiéndote renovado, equilibrado y fortalecido este retiro es para ti:

  • 5 noches/6 días
  • Llegada: domingo 1 de enero
  • Inicio: Lunes, 2 de enero
  • Final: Sábado, 7 de enero
  • Retorno: Domingo, 8 de enero
  • Costo: US$1299

Este es un retiro con prácticas adaptadas a participantes de todos los niveles, de modo que la práctica individual de cada persona recibe los beneficios de una manera gradual y natural. Puedes leer las respuestas al retiro de este año (en inglés).Toda la instrucción se llevará a cabo en inglés.

Para mayor información, visita http://stpeteyoga.com/retreats/CostaRicaSamasati2012.html o llama 727-894-9642 / 727-458-8664.

¡Disfruta tu día!
Namaste,

 

 

Ejercicio de concentración en 2 minutos

Woodhenge

Es muy común para muchos de nosotros tener ideas preconcebida acerca de la meditación, que es y cómo funciona, incluso antes de haberla practicado. En la tradición del yoga, la concentración (dharana en sánscrito) es una etapa preparatoria para la meditación. La concentración es la capacidad de mantener nuestra mente enfocada en el mismo objeto, imagen, sonido o idea por un breve lapso de tiempo. A menudo apreciamos la capacidad de nuestra mente para conectar diferentes pensamientos, recuerdos e ideas en una variedad de maneras. Sin embargo, en muchas de las prácticas del yoga, es común que la mente es el primer aspecto de nuestro ser que se distrae. Por ejemplo, en la práctica de asanas, es posible que la respiración esté fluyendo plenamente y sin obstáculos y que nuestro cuerpo sea capaz de permanecer en la postura en un equilibrio perfecto entre firmeza y confort y que notemos que nuestra mente sale de la postura pensando nuestras actividades previas o en la postura que viene a continuación, o nuestros planes para el resto del día.

En estos casos, lo que hace falta no es la fuerza o flexibilidad corporal o integridad en la respiración sino la fuerza mental para mantener nuestra concentración. Así como persistimos gradualmente en nuestro esfuerzo consciente para mejorar fuerza y flexibilidad de nuestros músculos, tejidos y huesos y para aumentar nuestra capacidad de respiración, tiene sentido cultivar también la fortaleza de nuestra mente.

Este es un ejercicio simple de concentración para fortalecer nuestra capacidad para mantener la mente enfocada. Este ejercicio toma sólo 2 minutos y consiste en mirar el reloj durante 2 minutos mientras mantenemos toda nuestra atención en los números a medida que cambian. Puedes utilizar cualquier reloj en un lugar donde adecuado. Si prefieres puedes usar el reloj de cuenta regresiva en esta página, haciendo clic en el botón “play/reproducción”.


Haz la prueba y presta atención a que notas. Es muy posible que tu mente se distaiga con facilidad. Sin embargo, si intentas poco a poco, con calma y persistencia es posible que notes como tu mente se va fortaleciendo.
Por supuesto, recuerda que nunca estamos interesados en forzar u obligar. Así que trata con la frecuencia que consideres adecuada, disfruta el proceso y nota los resultados.

Espero que este ejercicio te sea útil.
Namaste!

 

 

Mantra, el poder de las palabras

Natural Patterns / Patrones naturales

A menudo, cuando oímos hablar de los mantras, el concepto parece al mismo tiempo exótico y esotérico. En general, mantra se define como una palabra o frase corta repetida a menudo. La palabra original en sánscrito es mantram, y generalmente se traduce literalmente como instrumento del pensamiento. La idea es que los mantras son una herramienta para la transformación personal. Todos los días al observarme a mi mismo y a la gente a mi alrededor me doy cuenta que la mayoría de nosotros usamos mantras con bastante regularidad. Hay dos enfoques distintos en el uso de los mantras. La técnica es muy similar y en ambos casos se obtiene un resultado.

Mantra Método 1:

Incluso para las personas que piensan que no utilizan los mantras es muy fácil descubrir si los están usando o no. Todo lo que se necesita es escuchar, observar, prestar mucha atención a las palabras que utilizamos. Muy probablemenete vamos a descubrir que repetimos una palabra o una frase con mucha frecuencia. Por ejemplo, durante el día, al escucharte a ti misma, puedes descubrir que dices “… esto va a ser muy difícil” o
“es que yo no sirvo para…” o “odio…”. Normalmente toma mucho tiempo descubrir el mantra que repetimos habitualmente. Cuando descubrimos nuestro mantra, podemos tratar de repetirlo en voz alta por lo menos 5 a 10 veces. Lo más probable es que nos daremos cuenta como estas palabras llenan nuestra mente y como nuestra atención se centra en esas palabras. Mi sugerencia es que estas palabras que repetimos habitualmente son el mantra que hemos escogido inconscientemente, y que al utilizarlo estamos usando el poder de tales palabras para influir en nuestra forma de sentir, pensar y actuar.

Mantra Enfoque 2:

Como mencioné al principio, los dos enfoques son muy similares y producen resultados. La principal diferencia es que el segundo enfoque añade el elemento que está presente en todas las técnicas de yoga, CONCIENCIA. Así, el cambio es simple, en lugar de repetir mecánicamente una palabra o frase, podemos elegir conscientemente, con nuestro pleno conocimiento, las palabras que necesitamos oír para recordar nuestro objetivo. Podemos usar el mantra que hemos descubierto, si es positivo y crea una sensación de claridad, de amplitud, de mayor apertura y menos restricción en el cuerpo, el corazón y la mente. Si el mantra que usamos inconscientemente es negativo, podemos utilizar la técnica de cultivar los principios o pensamientos opuestos (pratipaksha bhavanam) como indica Patanjali en los Yoga Sutras(2.33). En esta técnica tratamos de enfocar nuestra mente en la idea contraria, o al menos tratamos para mover nuestra mente en la dirección opuesta. Pruébala en este momento, encuentra una palabra o frase breve que ayude a contrarrestar pensamientos, sentimientos y emociones negativas en tu mente, corazón, cuerpo. Repite la frase con toda tu atención de 5 a 10 veces y observa cómo te sientes a todos los niveles.

Haciendo el cambio

La diferencia entre los dos enfoques es simple. Este pequeño cambio en perpsectiva es muy benéfico. Aunque el cambio es sencillo, hay que poner atención y persistir para que podamos pasar de nuestro patrón habitual (inconsciente) de pensamiento, sentimiento y acción a un patrón positivo consciente. Es útil recordar que el primer paso sólo requiere observar y escuchar nuestras palabras para darnos cuenta de estos patrones inconscientes. Al notar estos patrones inconscientes estamos listos para pasar de la repetición inconsciente a la afirmación consciente.

Espero que esto te ayude a descubrir los mantras que utilizas en tu vida para que puedas usar el poder de los mantra para lograr una transformación de vida consciente.

Namaste.

 

January 2011: Yoga Retreat in Costa Rica!

Yoga Retreat in Costa Rica

I hope your week is going very well.

Often I have been asked if I lead yoga retreats. I love teaching where I live so that I can offer students opportunities to practice consistently. However, for a while I have wanted to offer a Yoga retreat to help students deepen their practice in a beautiful location. Finally, everything has come together and I am really excited to share this opportunity with you. The idea is to set the tone for the new year with a week in a sustainable retreat in the Costa Rican rain forest, practicing yoga in the morning, enjoying the surrounding area during the day, and coming together again for a gentle yoga practice and deep relaxation yoga nidra session before dinner. In this way you can let go of the previous year and start the year balanced, truly refreshed and focused. I am attaching a flyer with more information.

Please notice that there is a reduced price if you pay in full by September 21st.

We are organizing the retreat through St Petersburg Yoga and there is lots more information about the trip on the website: www.StPeteYoga.com/retreats

I know this trip will be a joyful and fun experience.

Namaste,
rubén

Video de yoga para principiantes en Español e Inglés: Yoga Aquí + Ahora

Yoga Here + Now/ + Yoga Aquí + Ahora

Buenas noticias!

Estoy feliz de poder volver a escribir en el blog. Esta vez quiero compartir una excelente noticia, mi primer video de Yoga está listo! Este video, uno de los únicos videos de Yoga para principiantes en Español e Inglés, es el resultado de la generosidad de mi familia, el apoyo continuo y la colaboración infatigable de muchos amigos, profesores y estudiantes. Muchas gracias a todos por su ayuda y apoyo, especialmente merecidas gracias a Camilla, Luz Vi & Adolf, Adri & Carlos, a Daniel Medina, a Nicolás Ospina y a toda la gente que hizo posible este sueño. Espero que este video sea útil a quienes quieren empezar a practicar Yoga en casa.

Este video ofrece una práctica completa diseñada especialmente para principiantes. El video incluye:

  • 7 sesiones diferentes que van desde 30 minutos a 1 hora.
  • 1 sesión especial enfocada al relajamiento, la respiración y meditación, especialmente recomendada para reducir tensión y estrés.
  • Principios básicos concisos y claros y fáciles de entender.
  • Edición bilingüe, en Español e Inglés.
  • Cada sesión incluye pranayama (respiración) y meditación.

Muestras del Video

Pranayama

Get the Flash Player to see this content.

Ujjayi Breath

Get the Flash Player to see this content.

Asana Practice I

Get the Flash Player to see this content.

Asana Practice II

Get the Flash Player to see this content.

Asana Practice III

Get the Flash Player to see this content.

More information

Para más información y para comprar el DVD visita: www.yoga-aqui-ahora.com

Namaste.

 

 

Ir más despacio para tener más conciencia

Fountain Statue/Estatua en la fuente

Según los Yoga Sutras (II.28), el texto clásico del Yoga, las diversas prácticas enumeradas por Patanjali gradualmente resultan en la disminución de impurezas, bloqueos y obstáculos mientras que al mismo tiempo ayudan a desarrollar mayor conocimiento, claridad y conciencia. Por lo tanto, la integración de estas prácticas en nuestras vidas nos ayuda a obtener una mejor comprensión de nosotros mismos para que podamos discernir entre lo que es esencial y lo que no lo es. Podemos aplicar esta claridad para afirmar nuestras conexiones con la vida en sus múltiples, complejos y siempre dinámicos aspectos. Este artículo ofrece una sugerencia sencilla para ser más conscientes.

Fórmulas

En nuestra vida cotidiana a menudo reconocemos patrones en nuestras circunstancias, acciones y sus consecuencias. Cuando estamos satisfechos con el resultado de un conjunto de acciones en determinadas circunstancias, la proxima vez que estamos en una situación similar nos sentimos inclinados a repetir las acciones anteriores con el fin de replicar los resultados obtenidos con antelación. Esta es una manera racional y eficaz de aprender. Por tanto, con el paso del tiempo, por medio de ensayo y error, creamos fórmulas o secuencias de pasos útiles para orientar nuestras acciones hacia los resultados que esperamos. En el camino, siempre que es posible, generalizamos nuestras observaciones para que nuestra fórmula o secuencia de pasos se pueda aplicar a un mayor número de situaciones y contextos. Poco a poco estas fórmulas nos ayudan a navegar por muchas situaciones y vivir nuestras vidas con más facilidad.

Actuando mecánicamente

Muchas veces usamos estas fórmulas para ahorrar tiempo, pues al usarlas sentimos que no tenemos que analizar, como lo hacemos regularmente, nuestra situación, condiciones e intenciones, antes de actuar. Cuanto más tiempo hayamos utilizado una fórmula más probable es que ignoremos los detalles específicos de una situación determinada, asumiendo que fórmula dará el resultado esperado. Sin embargo, cuando la fórmula que hemos desarrollado, aprendido o heredado se aplica mecánicamente, es decir, sin ser consciente de nuestras circunstancias, necesidades y opciones, es posible que nos sorprendamos cuando nuestra, previamente eficaz fórmula, no produzca resultados esperados.

Generalmente, la transición de la aplicación consciente de nuestra fórmula a su uso mecánico sucede poco a poco, casi imperceptiblemente. Un ejemplo sencillo puede ayudarnos a ver esto con más claridad. Por ejemplo, en la práctica de asanas, nuestro útil laboratorio para la experimentación con nuestro nivel de conciencia, es posible que la misma secuencia de posturas siempre sea benéfica para nuestro cuerpo, respiración, mente o espíritu. Por lo tanto, elegimos practicar dicha secuencia con un esfuerzo honesto y con diligencia durante un tiempo. Sin embargo, con el paso del tiempo, ya que nuestra experiencia indica que la secuencia es eficaz, o por que suponemos que ya sabemos el resultado de nuestras acciones; concentramos nuestra atención en lso resultados en lugar de prestar atención a como sucede la experiencia momento a momento. Por consiguiente, podemos pasar por alto la información que recibimos constantemente de la respiración, el cuerpo, la mente y el corazón durante nuestra práctica. Así que, elegimos, consciente o inconscientemente, renunciar a nuestra capacidad para responder a los aspectos particulares de nuestra práctica en este momento específico; tal vez con resultados inesperados que pueden no ser necesariamente beneficiosos. En algunos casos, obtener resultados no deseados o que producen dolor puede motivarnos a practicar con mayor conciencia.

Cultivando el desequilibrio gradualmente

Muchos de nosotros sentimos con frecuencia que el ritmo de nuestras vidas se acelera cada vez más, o que estamos cada día más ocupados. No es curioso entonces que muchos de nosotros queramos encontrar atajos y fórmulas que nos ayuden a ahorrar tiempo. En muchos casos, elegimos estas acciones mecánicas para ahorrar tiempo pues no tenemos que prestar atención a cada momento puntual. Por ejemplo, cuando tenemos que caminar de un punto A a un punto B, caminamos sin prestar demasiada atención a los detalles de lo que estamos haciendo, porque necesitamos llegar a nuestro destino. En consecuencia, es posible que no podamos advertir que ponemos más peso en un pie o pierna que en la otra, o que torcemos levemente nuestra pelvis hacia un lado con cada paso. A medida que repetimos esta acción una y otra vez, poco a poco, e inconscientemente, vamos cultivando un desequilibrio físico. Por otra parte, nuestro énfasis en los resultados por lo general requiere que ignoremos las señales que recibimos constantemente a todo nivel, en nuestra respiración, nuestros cuerpos, corazones y mentes. Así que no sorprente que, para captar nuestra atención, estas señales tiendan a hacerse cada vez más fuertes, pasando gradualmente de leve malestar hacia el dolor.

Ir más despacio

Como mencionamos al principio, el Yoga, a través de una amplia gama de técnicas, nos ayuda a avanzar hacia una mayor claridad y conciencia. Una manera sencilla de aumentar nuestra claridad es cultivar nuestra capacidad de observar. Cuando algo se mueve con rapidez, es difícil para nosotros a percibir con claridad lo que sucede y sus características. Ir más despacio nos da tiempo suficiente para notar lo que está ocurriendo porque nos obliga a prestar atención a lo que estamos haciendo. Como mencionamos antes, podemos empezar por centrar nuestra atención en nuestra respiración como una forma de sumergirnos en el momento presente. Como resultado podemos observar la increíble complejidad de las acciones más simples. Por ejemplo, disminuyendo considerablemente nuestra velocidad al caminar nos ayuda a notar con mayor claridad la forma en que levantamos cada pie del suelo, como movemos la pierna y pie hacia adelante y como posamos el pie de nuevo en la tierra. A medida que continuamos este proceso, podemos comparar los dos pies y piernas. También podemos observar como la pelvis, los hombros, los brazos y la cabeza se mueven con cada paso. Así comenzamos a reconocer los patrones que afectan nuestra forma de caminar haciendola más fácil o más difícil. Esto hace posible que elijamos conscientemente si hay algo que necesitamos cambiar para caminar con mayor facilidad. Anteriormente sugerimos comer más lentamente, lo que concuerda con algunas de las ideas del movimiento Slow Food.

Bajando de velocidad en sitios específicos

Parece que nos encontramos en una encrucijada. Por un lado, crecen las demandas sobre nuestro tiempo, nuestra energía y nuestro nivel de atención, exigiéndonos concentrarnos en los resultados y por tanto ignorando los detalles de la vida que nos rodea. Por otro lado, desacelerar parece ser una buena manera de entender mejor nuestras circunstancias y nuestras acciones, lo que a su vez facilita el cambio hacia una participación más consciente en nuestras vidas.

Es evidente que la desaceleración de todas nuestras acciones no es práctico para la mayoría de nosotros. Sin embargo, bajar el ritmo de algunas de nuestras acciones puede ser una excelente manera de enfocar nuestra atención en lo que es verdaderamente importante. Mi sugerencia es seguir utilizando nuestra práctica de Yoga como laboratorio como para la exploración. Haciendo nuestra práctica de asanas más lenta es un cambio simple que funciona a varios niveles. Por ejemplo, nos puede ayudar a notar cuando tendemos a ser menos conscientes. También nos obliga a respirar con mayor atención, por lo tanto, nos ayuda a mejorar nuestra conexión con la respiración y quizás incluso nos ayude a mejorar nuestra capadicad respiratoria. Además, nos puede ayudar a darnos cuenta que aspectos de nuestra práctica necesitan más integridad. Aún más, cuando bajamos la velocidad, fortalecemos activamente nuestra mente pues tiene que poner atención a los múltiples aspectos de cada postura. Además, la práctica a un ritmo más lento ayuda a mejorar nuestra paciencia y hace nuestra práctica más segura pues estamos más a tono con la retroalimentación que recibimos de la respiración, el cuerpo y la mente. Finalmente, todos estos beneficios
empezarán a aparecer eventualmente más allá de nuestras estera de yoga.

Espero que estas ideas te sean útiles en tu trayecto hacia una mayor claridad.
Namaste

 

Special Classes: Total Yoga Experience and Pranayama, Mantra, Chanting & Meditation

Total Yoga Experience: A journey to deep inner peace – April 18

This is a unique class that guides you progressively inward. The class includes Asana (movement), Yoga Nidra (guided relaxation), Pranayama (breathing exercises), Japa (chanting) and Dhyana (Meditation – focused and sustained attention). The goal of this class is to integrate the actions of breath, body, mind and spirit to find deeper clarity, relaxation and awareness.

The Total Yoga Experience is a 3.0 hour long class that helps you immerse yourself in a complete Yoga practice without physical exhaustion. This class is appropriate to students of ALL levels. This practice is an integrative exploration of diverse traditional Yoga techniques. This is an excellent class for students to become more familiar with various Yoga and meditation techniques . For more experienced practitioners, this class provides an excellent way to deepen and strengthen their practice.

The Complete Yoga Experience consists of:

* Asana- physical postures that synchronize movement & breath
* Nidra- guided relaxation for deep release and clarity
* Pranayama- breathing exercises for focus & concentration
* Japa – chanting for breath awareness & concentration
* Dhyana – meditation, sustained focus & concentration for stillness

Date: Saturday, April 18/2009
Time: 2:00pm a 5:00pm
Length: 3.0 hours
Cost: $35
Contact: TheSoulMirror@aol.com
Phone: (813) 964.1156
Location: The Soul Mirror – www.thesoulmirror.com
Address: 2025 West Bearss Avenue – Tampa, FL 33618 – map

For comfort and individualized attention there is a limited number of students, register today!

Pranayama, Mantra/Chanting & Meditation – April 25

Discover how you can use these tools to move towards greater self-awareness!

In this workshop we will explore:

* How better breath awareness assists you in life
* 5-6 traditional yoga breath practices
* Synchronizing breath & Chanting with movement
* 3-4 yogic chants
* 3- 4 Meditation Practices
* This workshop will end with a practice that integrates all three disciplines

This workshop helps you practice a variety of traditional Yoga techniques. This is an excellent class for students to become more familiar with various Yoga and meditation techniques. For more experienced practitioners, this class provides an excellent way to deepen and strengthen their practice.

Date: Saturday, April 25/2009
Time: 2:00pm a 5:00pm
Length: 3.0 hours
Cost: $35 Advanced registration/$40 at the door
Contact: info@stpetersburgyoga.com
Phone: (727) 894.YOGA
Studio: St Petersburg Yoga – www.stpetersburgyoga.com
Address: 275 16th St. N. – St. Petersburg, FL 33705 – map

For comfort and individualized attention there is a limited number of students, register today!

Aceptación: Un paso hacia el estar presentes

Limonada fresca

Observando nuestra mente

Centrar nuestra atención en el momento presente es importante para fluir en armonía con la vida. Sin embargo, nuestras mentes muy rápidamente tienden a distraerse. Pruebe esto: Durante un minuto completo siéntese cómodamente y observe el segundero de un reloj, moviéndose segundo a segundo hasta el minuto siguiente. Mantenga su atención en cada segundo. Observe su mente. La mayoría de nosotros notaremos que nuestras mentes abandonan rápidamente esta sencilla tarea. Por ejemplo, algunos de nosotros notaremos que empezamos a recordar algo que pasó el día de hoy o hace unos días, o que algo que nos rodea inicia una serie de pensamientos sin relación con este momento. Posiblemente notaremos también nuestra tendencia a planificar actividades para los próximos minutos, el resto del día o de la semana. Nuestra mente, está haciendo su trabajo, es decir, la mente está procesando la información que recibe de los sentidos.

Procesando información

Procesamos información estableciendo conexiones entre lo que percibimos y algo que ya sabemos. En otras palabras, nuestra mente utiliza las ideas, sensaciones, emociones y sentimientos almacenados en nuestra memoria como un marco de referencia que nos ayuda a entender, navegar y almacenar la experiencia en la que estamos participando. Usar la información previamente almacenada es una tarea importante. Sin embargo, a veces tendemos a cambiar nuestra memoria (enlace en inglés ), o crear recuerdos por varias razones, como hacer que nuestras decisiones parezcan mejores (enlace en inglés ) o para cubrir trauma o para evitar enfrentar recuerdos incómodas (enlace en inglés ). En otras palabras, nuestros recuerdos tal vez no reflejan fielmente nuestros actos, pero esto no nos impide darle un valor específico a estos recuerdos como una medida para determinar cuando algo es bueno, malo, excelente o terrible. Aquí surge un reto.

El reto

Marshall McLuhan dijo, “Cuando nos enfrentamos a una situación totalmente nueva, tendemos a aferrarnos a los objetos, al sabor del pasado más reciente. Miramos el presente a través de un espejo retrovisor. Marchamos de espaldas al futuro.” Una manera de interpretar esta idea es que nosotros usamos nuestra memoria para descifrar y comprender nuevas experiencias. Por consiguiente, nuestros recuerdos influyen en nuestra manera de participar en situaciones nuevas. Por ejemplo, al entrar en un nuevo momento, buscamos similitudes entre este momento y nuestra experiencia pasadas. Al comparar este momento con nuestros recuerdos, independiente de la fidelidad de nuestros recuerdos, atribuimos un valor a cada experiencia y decidimos cual es la experiencia más positiva o valiosa. Este proceso se ciertamente importante, ya que nos puede ayudar a aprender de nuestras acciones anteriores. Sin embargo, como vimos anteriormente, nuestras mentes tienden a moldear y cambiar los recuerdos por varias razones. Por lo tanto, nuestra memoria puede no ser muy precisa.

El reto surge cuando permitimos que nuestra memoria se convierta en un modelo de “la manera en que las cosas deben ser”. Una vez pensamos que sabemos como deben ser las cosas es más difícil mantener nuestra atención en el momento presente pues continuamente estamos comparando la experiencia actual con otro tiempo y lugar, reales o imaginados. Cada vez que comparamos nuestra experiencia nos movemos fuera de lo que es y hacia lo que creemos que debería ser o que pudo haber sido. A menudo, el resultado es que entramos en conflicto con el momento presente. No es raro que rechacemos este momento porque la experiencia no es exactamente lo que recordamos, lo que esperábamos o lo que imaginábamos.

Cuando observamos nuestros pensamientos, acciones y reacciones, podemos darnos cuenta de la reacción de nuestra mente y así vemos si nuestra mente este juzgando, rechazando o aceptando esta experiencia. Por ejemplo, a menudo cuando practicamos asanas, algún tipo especial de respiración, o una meditación, empezamos la práctica con una idea preconcebida sobre las sensaciones y resultados que resultarán, incluso cuando la técnica que estamos explorando es totalmente nueva para nosotros. Con frecuencia, si el resultado no responde a nuestras expectativas, nos criticamos a nosotros mismos o inmediatamente denigramos la técnica o nuestra experiencia. Cuando empezamos a notar este patrón de pensamiento estamos tomando los primeros pasos para sobreponernos a este desafío.

Observación

Nuestra práctica de Yoga nos proporciona numerosas técnicas para fortalecer la mente de modo que podamos observar lo que estamos haciendo. Sin embargo, con frecuencia pasamos por alto el papel de la mente en la práctica de yoga. En nuestra práctica de Yoga necesitamos mantener nuestra mente activa y enfocada en el presente, observando de nuestras circunstancias, observando también nuestras acciones y nuestros pensamientos. En nuestra práctica de yoga, ya sea en movimientos (asana), al hacer ejercicios de respiración (pranayama), al practicar técnicas de concentración (dharana), en los cantos (japa) y durante nuestra meditación (dhyana), observamos y permanecemos conscientemente presentes, haciendo lo que estamos haciendo. Centrando nuestra atención en nuestra respiración es una sencilla y muy eficaz manera de estar presentes. Como resultado, podemos observar cómo es el momento, y en lugar de reaccionar juzgando y criticando, podemos optar por aceptar la experiencia como lo es. Es útil reconocer que nuestras circunstancias actuales son el resultado de innumerables factores, la mayoría de ellos fuera de nuestro control. Cuando rehusamos aceptar este momento es difícil que podamos entender con mente clara lo que está sucediendo y lo que podemos aprender de esta experiencia. Una vez que aceptamos y entendemos que este momento es precisamente como debe ser podemos sumergirnos en la experiencia, guiados por nuestra respiración. Esto es vital a fin de tomar las acciones apropiadas, aquí y ahora, que nos permitan honrar a nuestra esencia plenamente para poder allí avanzar hacia una expresión más clara y veraz de nosotros mismos.

La aceptación del momento presente nos ayuda a permanecer abiertos y a aprender a través del reconocimiento de que cada momento es único, aun cuando la actividad parezca familiar o muy similar a algo que está almacenado en nuestra memoria. Como resultado, podemos fluir en armonía con la vida, haciendo lo mejor que podemos, ni más ni menos.

¡Namaste!