Yoga and Relationships

Discover how to move towards balanced and fulfilling relationships

Using the transformational power of Yoga to remove habitual patterns of thought and action, in this workshop we will combine a variety of yogic techniques on our journey toward balanced, joyful and loving relationships.

In this workshop we will learn how to:

  • Explore asana as a tool for reflection on our actions & thoughts
  • Move toward personal balance & integration
  • Apply mindfulness, breath, edge work and meditation to enhance the quality of our interactions with others
  • Move from mechanic action to love inspired action to enter balanced, fulfilling & life affirming relationships

Date: Saturday, February 14/2009
Time: 2:00pm a 5:00pm
Length: 3.0 hours
Cost: $35 Advanced registration/ $40 at the door
Instructor: Rubén Vásquez, registered with Yoga Alliance.
Studio: St. Petersburg Yoga – www.stpetersburgyoga.com

Address: 275 16th St. N. 33705, St. Petersburg, FL – map
Phone: (727)-894-YOGA

 

This workshop is geared to creating personal clarity and balance and to prepare ourselves for meaningful participation in relationships. It is not required to attend as a couple. However, if both persons in a relationship are interested in attending together, their experience can be quite beneficial!

 

Crear una intención de Año Nuevo

Golden columns/Columnas doradas

Retroalimentación

Tradicionalmente las técnicas tradicionales y las prácticas del Yoga están orientadas a un viaje interno de auto-descubrimiento. A medida que viajamos por este camino de aprendizaje continuo, desarrollamos nuestra capacidad para notar y observar la retroalimentación que surge como una respuesta a todas nuestras acciones. Al desarrollar nuestra sensibilidad a la retroalimentación, podemos afinar la calidad de nuestra conexión con el mundo que nos rodea para poder notar como cada acción genera una reacción. Sin embargo, muchas veces nuestras acciones son habituales o automáticas, y, por tanto, inconscientes. En estos casos, muchas veces dejamos de reconocer que la retroalimentación que recibimos es una respuesta directa a nuestras acciones. Por ejemplo, digamos que tenemos que conducir en algún lugar cuando no nos sentimos muy descansados. Elegimos conducir a pesar de los sutiles mensajes de retroalimentación que nos indican que debemos descansar. Cuando vamos en camino notamos que nuestros ojos se sienten un poco cansados pero decidimos ignorar esta información y seguimos conduciendo. Como resultado, el mecanismo de retroalimentación se auto-ajusta automáticamente, creando un mensaje más enérgico para llamar nuestra atención a lo que estamos haciendo. Si seguimos conduciendo, probablemente sentiremos que nuestros ojos no pueden enfocar claramente. Hacer caso omiso de esta información no hace que desaparezca, sino que aumenta la fuerza del mensaje. Así que, mientras seguimos conduciendo tal vez cerramos los ojos brevemente sin darnos cuenta. Es posible que si seguimos conduciendo nos durmamos y despertemos al sentir que nuestro auto se desvía un poco o bruscamente. Ignorar la retroalimentación que recibimos a menudo nos obliga a hacer una pausa para que consideremos los efectos de nuestros actos.

La retroalimentación en sí misma no es necesariamente buena o mala, es sólo el efecto de nuestras acciones previas. Es decir, la retroalimentación que recibimos no juzga nuestros actos, simplemente nos comunica los efectos de nuestros actos. El objetivo de la retroalimentación es llamar nuestra atención a nuestras acciones a fin de que podamos elegir inteligentemente como actuamos.En nuestra práctica de Yoga, asanas, pranayama, la concentración y la meditación, aprendemos a escuchar con atención clara a la retroalimentación física, mental, psicológica y emocional, ya que esta retroalimentación nos ofrece una guía importante en nuestro viaje personal, así también como en nuestras interacciones con los demás y con el mundo que nos rodea.

Pausa obligada

El proceso de retroalimentación opera en el ámbito personal, interpersonal, social y mundial.
En este momento, en mi opinión, estamos presenciando retroalimentación en forma de turbulencia y confusión en muchos niveles en todo el mundo. Es importante destacar que esta retroalimentación es neutral, no es buena o mala en sí misma. Lo que es importante es entender que la información nos está dando la oportunidad de observar claramente nuestras acciones y observar sus efectos a fin de que podamos actuar con inteligencia y conciencia. Aprovechando el principio de año, mi sugerencia es tomar ventaja de esta transición, en primer lugar para aceptar positivamente esta oportunidad para hacer una pausa, y segundo, aprovechar esta oportunidad para obtener claridad acerca de nuestras circunstancias y nuestras opciones.

La práctica del Yoga está orientada a ayudarnos a recibir claridad al sumergirnos en el momento presente y conectar con nuestra esencia. Nuestra esencia es lo que nos constituye realmente. Todo lo que no es nuestra esencia es temporal, accidental, impermanente, no es necesario. De acuerdo a los Yoga Sutras, tendemos a confundir lo que es esencial y lo que no lo es. La sabiduría es aprender a distinguir entre los dos. En mi opinión, cuando tomamos acciones que honran nuesta esencia, la retroalimentación que recibimos aumenta nuestra claridad, bienestar, paz y felicidad. Pienso también que nuestros actos que afirman la vida benefician a todos los implicados.

Establecer nuestra intención

El Yoga es una camino empirico. Así que aquí está una práctica que puede ser útil para ganar claridad que nos ayude a dirigir nuestra atención y energía hacia acciones que afirman la vida a todo nivel.
La idea de la simplicidad, elocuente y hermosamente descrita por Paramahansa Yogananda nos puede servir como inspiración y orientaciónen en esta práctica:

“Simplicidad significa ser libre de los deseos y atavismos, y ser extremadamente feliz con nosotros mismos…esto no implica dificultades ni privaciones, sino la sabiduría para buscar y estar satisfechos con lo que realmente necesitamos”

Con simplicidad en mente y en el corazón:

  • Siéntate cómodamente con tu columna vertebral erguida y la barbilla a nivel
  • Cierra tus ojos
  • Reflexiona sobre tus acciones en el pasado
    • Honestamente mira sus acciones durante el año pasado y pregúntate:
    • ¿Qué acciones me desequilibraron?
    • ¿Qué acciones me hicieron sentir confundido, enojado, disgustado?
    • ¿Qué acciones me trajeron paz, felicidad, equilibrio y significado?
  • Liberar
    • Respira con calma con exhalaciones suaves y largas
    • Cada vez que exhales deja ir las acciones que te desequilibraron o te hicieron sentir confundido, enojado o molesto
  • Agradecer
    • Continua respirando suavemente con inhalaciones y exhalaciones largas
    • Cada vez que inhalas pregúntate ¿Qué razones tengo para estar agradecido?
    • Cada vez que exhalas, dá gracias desde tu corazón
  • Creando tu intención
    • Continua con la respiración suave y con inhalaciones y exhalaciones largas
    • Cada vez que inhalas crea tu intención de honrar tu su esencia mediante acciones que te brindan paz, felicidad, equilibrio y sentido a tu vida
  • Mantén los ojos cerrados, y observa cómo te sientes de modo que puedas recordar mantener tu conexión con tu esencia viva y fuerte a lo largo del nuevo año

Espero que el Año Nuevo esté lleno de alegría, amor, felicidad, sentido y excelente salud para tí.

Namaste

 

Meditación de Gratitud

flowers/flores

Dar gracias es una forma de recordar que nuestra situación en la vida es, en algunos o en muchos sentidos, privilegiada. Probablemente no nos tomará mucho tiempo encontrar innumerables ejemplos de otras personas que están en circunstancias más difíciles que las nuestras. Al agradecer estamos expresando cuanto apreciamos lo que constantemente recibimos. También, expresar gratitud nos recuerda que estamos participando constantemente de la interconexión que existe entre todos los seres y elementos de la vida. Así que al agradecer recordamos que no estamos solos. Siento que esta es razón suficiente para sentirnos tranquilos y felices.

Para muchos de nosotros la meditación parece una práctica muy compleja y esotérica. Sin embargo, la meditación es realmente una forma de vivir realmente quienes somos, en este momento y lugar. Esta medicación de gratitud es una práctica simple que puede ayudarnos a sentir la alegría de vivir.

  • Siéntese en una posición cómoda, si es posible con su columna vertebral erguida, pero no rígida.
  • Cierre los ojos.
  • Permita que su respiración fluya sin esfuerzo.
  • Escuche su respiración por varias rondas de inhalación y exhalación.
  • Con cada exhalación deje ir lo que no sea parte de este momento.
  • Si observa cualquier tensión en su cuerpo, por ejemplo, en sus hombros, la cara o en cualquier otro lugar deje que esa tensión se disipe sin esfuerzo con su exhalación.
  • Cuando esté listo, pregúntese si hay algo en su vida que pueda agradecer. No es necesario pensar demasiado o concentrarse intensamente, solo escuche la pregunta.
  • Posiblemente encontrará que algunas razones empiezan a aparecer en su conciencia sin esfuerzo. Si no viene nada a su mente, observe si hay algo en su vida que usted aprecie, como la capacidad de respirar, dormir, sonreír, sentir, saborear, reír, amar. Sienta las sensaciones de gratitud y permanezca atento.
  • Recuerde que es importante también dar gracias por los obstáculos, desafíos y dificultades que encontramos, porque nos proporcionan oportunidades para aprender acerca de nosotros mismos y de los demás.
  • Cada vez que dé gracias, sonría suavemente.
  • Permita que su gratitud se extienda hacia fuera cada vez más hasta que cubra todo el universo.
  • Durante los últimos segundos sumérjase completamente en la sensación de gratitud.

Observe como se siente. Es posible que después de practicar esta meditacion usted se sienta mas relajado, renovado y en contacto consigo mismo y con el mundo a su alrededor. Puede practicar esta meditación sencilla por unos cuantos minutos o por tanto tiempo que sea apropiado para usted. Si es posible, le sugiero que pruebe esta meditación durante 2 semanas, sólo por unos pocos minutos cada día, y que observe los efectos que esta práctica tiene en su día. También, puede tomar cortos ‘descansos de gratitud’ durante el día hacienda una pausa y expresando su gratitud como sienta es mas apropiado.

Espero que esta práctica sea agradable y útil para usted.
Reciba toda mi gratitud.

Namaste

 

2 técnicas simples para profundizar tu práctica de Yoga

Temple Portal in Ubud, Bali/Portal de un templo en Ubud, Bali

La práctica continuada de Yoga produce un cambio significativo en la calidad de nuestra respiración. A medida que practicamos con atención y regularidad empezamos a notar que nuestra respiración se vuelve más suave, sin obstáculos y más profunda. Aunque esto es cierto en general cuando practicamos los diferentes aspectos tradicionales del Yoga, este cambio es más fácil de observar en nuestra práctica de asanas. Las 2 técnicas que me gustaría sugerir están relacionados con la observación de nuestra respiración. Estas técnicas se basan en respirar con atención y en los beneficios de la respiración ujjayi. El objetivo de estas técnicas es orientar nuestra atención internamente y centrar nuestra conciencia en nuestras acciones. Como consecuencia, la calidad de nuestra participación aumenta, lo que nos lleva a sumergirnos más plenamente en nuestra práctica de Yoga. A su vez, esto facilita más nuestra participación consciente en nuestras actividades diarias.

Respirando con Atención

La primera técnica consiste en concentrar nuestra atención en el sonido de la respiración. Una manera fácil de dirigir nuestra atención al sonido de nuestra respiración es mediante el uso de tapones en los oídos durante nuestra práctica. El uso de tapones en los oídos hace que el sonido de nuestra respiración sea más evidente al mismo tiempo que nos ayuda a centrar nuestra atención internamente. Para la mayoría de nosotros, notar con claridad el sonido de nuestra respiración no necesariamente impide que nuestra mente se distraiga. Sin embargo, será más fácil darnos cuenta cuando la mente se distrae y por lo tanto, podemos elegir volver a concentrarnos en la respiración. En muchos casos, sólo el sentir los tapones en los oídos nos ayuda a recordar que estamos escuchando con atención nuestra respiración. Finalmente, una práctica regular de esta técnica ayuda a fortalecer nuestra capacidad de concentración y, a medida que podemos concentrarnos mejor los tapones de los oídos habrán cumplido su función y tal vez ya no será necesario usarlos.
Esta técnica es una integración de pranayama y la disminución de los sentidos (pratyahara).

Aumento de la Sensibilidad a los Movimientos de la Respiración

Una vez que es más fácil observar constantemente la respiración, podemos tratar de desarrollar una mayor sensibilidad a los movimientos de la respiración. La segunda técnica profundiza aún más nuestra atención, centrándose en los aspectos sutiles de la respiración, específicamente mediante la observación de las transiciones entre las inhalaciones y exhalaciones. Cuando observamos con claridad la continua circulación de aire, podemos enfocar nuestra atención sobre la breve pausa entre inhalaciones y exhalaciones y exhalaciones e inhalaciones. Notar y centrarse en estas breves pausas a menudo aumenta nuestra capacidad de respiración; aun más, también aumenta nuestra conciencia, contribuyendo a darle un tono meditativo a nuestra práctica.
Es importante recordar que la respiración es, en todo momento, suave y sin restricciones. A medida que practicamos esta técnica podemos explorar los efectos de la prolongación ligera de estas pausas.
Centrar nuestra atención en las pausas entre inhalación y exhalación integra los aspectos de pranayama, pratyahara, concentración (dharana) y atención sostenida (dhyana)

Al igual que con cualquier otra técnica, observamos nuestra práctica antes y después de usar estas técnicas y nos damos cuenta de que manera funciona cada técnica y si tiene efectos benéficos.
Espero que estas técnicas sean útiles para profundizar tu práctica.

Namaste

 

Visión clara

Row of Buddhas/Fila de Budas

Saturación Visual

El sentido de la vista nos ayuda a entender, navegar, interactuar y participar en el mundo. Muchas veces salir al mundo exterior nos ofrece un encuentro con lo que algunos llaman polución visual, especialmente en zonas urbanas:



Enfoque

Una forma efectiva de resolver la saturación visual es enfocar nuestra atención en un objeto e ignorar los demás objetos presentes en nuestro campo de visión. Hay varias técnicas de Yoga (en inglés) que sirven para mejorar nuestra capacidad de concentración, así como también para relajar los ojos. Sin embargo, muchas veces podemos notar que aunque tengamos los ojos cerrados seguimos procesando información pues el ver consiste en un proceso de cooperación entre el cerebro y los ojos. Así como dijimos en la nota acerca del silencio, es importante dejar de procesar información de vez en cuando. Esto es lo que llamo silencio visual.

Silencio Visual

Aunque descansamos nuestros ojos cuando dormimos, descansar nuestros ojos cuando estamos despiertos tiene varios beneficios para nuestra salud, nuestra concentración y nuestro descanso. Estos son los pasos para practicar silencio visual en 5 minutos:

  • Apaga cualquier fuente de distracción como teléfonos, televisores, música, etc.
  • Baja las luces, o apaga las luces y prende una(s) vela(s).
  • Coloca una manta doblada en el piso. Acuéstate en el piso, dobla las rodillas y pon los brazos, las palmas de las manos y las plantas de los pies en el piso.
  • Ponte tan cómodo/a como sea posible.
  • Exhala profundamente sin esfuerzo.
  • Cierra tus ojos suavemente.
  • Descansa tu atención sobre tu ojo derecho. Sin pensar, analizar, o juzgar observa las sensaciones en tu ojo derecho.
  • Relaja los músculos cerca del ojo derecho y libera cualquier tensión que notes.
  • Mantén tu atención enfocada ligeramente en tuu ojo derecho. Si notas que alguna imagen interna surge, simplemente dejala seguir su rumbo.
  • Deja que tu atención descanse en el ojo derecho hasta que sientas que tu ojo está completamente relajado.
  • Cuando estés listo/a mueve tu atención al ojo izquierdo.
  • Nota si hay alguna diferencia(s) entre las sensaciones en los dos ojos.
  • Deja que tu ojo izquierdo se vaya relajando graudalmente.
  • Relaja también los músculos alrededor del ojo izquierdo.
  • Sin esforzarte, deja que tu atención siga fija, con suavidad, en el ojo izquierdo hasta que esté tan relajado como sea posible.
  • Cuando desees, concéntrate en las sensaciones en los dos ojos y disfruta la sensación de descanso por el tiempo que consideres apropiado.
  • Abre tus ojos gradualmente, dejando que tu vista se ajuste gradualmente al cambio.
  • Nota las diferencias en tu vista y en como se sienten tus ojos. También es posible que tu mente y tu respiración se sientan mas relajados.

Como de costumbre, sugiero que trates esta técnica, cinco minutos diarios por dos semanas poniéndole atención a los efectos que notes.

Resultados

Como una práctica de Pratyahara (interiorización de los sentidos), el silencio visual libera nuestra mente del procesamiento continuo de información. Esta práctica nos enseña a relajarnos conscientemente, nos ayuda a relajarnos física y mentalmente, clarifica nuestra vista, nuestra manera de ver el mundo y a nosotros mismos.
Namaste

 

El regalo del silencio

sunset in Koh Lanta/atardecer en Koh Lanta

“En la actitud de silencio el alma encuentra el camino más claramente, y lo que nos resulta esquivo y engañoso se resuelve a sí mismo con claridad cristalina” Mahatma Gandhi

Ruido

Muchos de nosotros asociamos las celebraciones decembrinas con dar y recibir regalos. Sin embargo, si sientes que ya tienes demasiadas cosas (excelente video en inglés), puedes darte un regalo positivo, transformativo, gratuito y realmente inestimable. El regalo del que hablo es el regalo del silencio.

Vivimos rodeados de muchas fuentes de sonidos y ruidos. Se podría decir que vivimos en un mundo que es cada vez más ruidoso.

Además del creciente número de ruidos y sonidos a nuestro alrededor, la estridencia también ha ido aumentando. Este es un elocuente ejemplo de lo que se llama la guerra de la estridencia –loudness war (excelente video en inglés):

No es sorprendente que sintamos que hay demasiado ruido en nuestras vidas.

Pratyahara

Una de las ramas del Yoga se llama pratyahara. Algunos autores como T.K.V. Desikachar (en El corazón del Yoga) y A.G. Mohan (en
Práctica del Yoga para el cuerpo y la mente) se refieren a pratyahara como una práctica en la que retiramos nuestras mentes del procesamiento de información proveída por los sentidos. Pratyahara, dirige nuestra atención a la importancia de tomar un descanso de los estímulos externos. Muchos de nosotros notamos que nuestras mentes saltan continuamente para uno y otro lado, y que los estímulos sensoriales externos contribuyen a exacerbar nuestra distracción. Aquí es donde pratyahara puede ser un regalo que nosotros podemos agradecer. Existen muchas técnicas para la práctica de pratyahara, el regalo del silencio es una muy simple.

La técnica paso a paso

Es importante aclarar que oír un sonido es un proceso. El sonido es emitido por una fuente externa y es recibido internamente por nuestros órganos auditivos. Una vez registramos el sonido, procedemos a procesarlo en diferentes formas. Así que el regalo del silencio requiere de nuestras acciones a dos niveles, externo e interno.
Primero, para darte el regalo del silencio, crea una intención clara de hallar 5 minutos diarios para encontrar el silencio.

  • Crea tu intención de permitir que el silencio surja durante 5 minutos, aún en medio de ambientes muy ruidosos.
  • Haz una pausa en tus actividades.
  • Observa cuales son las fuentes de sonido y ruido en tu entorno inmediato. Luego, conscientemente apaga las fuentes que puedes controlar, como el radio, la televisión, el teléfono móvil/celular, el computador/ordenador, el ipod, etc.
  • Después de apagar las fuentes externas de ruido/sonido, observa si hay un proceso interno que continúa produciendo “ruido mental”. A menudo estos ruidos son pensamientos incompletos que flotan en nuestras mentes. En vez de tratar de extinguir estos ruidos mentales a la fuerza, simplemente los observamos y los dejamos flotar a la deriva. Esto es generalmente más sencillo de lo que imaginamos, pues la series de pensamientos incompletos es bastante incoherente. Cada vez que una fuente nueva de ruido, interno o externo, surge la observamos y luego la dejamos desvanecer.
  • Observa todos los sonidos que contribuyen a la sensación de ruido. Tal vez puedes comenzar escuchando los sonidos más distantes, pero sin tratar de identificar cada sonido y sin concentrarte demasiado en los sonidos. Simplemente nota el sonido y continúa moviendo tu atención sin sobresaltos de un sonido a otro.
  • Observa, que a menudo que te enfocas brevemente en un sonido los otros sonidos se van a desvaneciendo.
  • Gradualmente mueve tu atención hacia los sonidos más cercanos.
  • Eventualmente nota los sonidos más próximos a ti.
  • Sin cambiar nada, observa el sonido de tu propia respiración.
  • Luego abre tu atención a oír todos los sonidos al mismo tiempo. Aunque parece paradójico, notarás que en medio de los sonidos vas a encontrar que estás en un silencio perfecto.
  • Después de 5 minutos, puedes escoger reanudar los sonidos en tu entorno.

Los resultados

Ocurre frecuentemente que sentimos una sensación de tranquilidad y claridad cuando nos sumergimos en la experiencia del silencio. Por consiguiente, algunas veces puede que sientas que quieres mantenerte en la experiencia del silencio por algunos minutos más. Para ver si esta práctica tiene sentido, y si te sirve, pon tu intención en tratar de hacerla cada día por 2 semanas sin ninguna interrupción. También observa los cambios que ocurren a medida que continúas la práctica. Por ejemplo, te podrás dar cuenta que el observar el silencio te ayuda a pensar más claramente, a sentirte más relajada(o) y a notar patrones de comportamiento que te distraen. Algunas veces puedes darte cuenta que sumergirte en la experiencia del silencio puede ayudarte a hacer tus actividades diarias.
Darte el regalo del silencio es sembrar una semilla para una transformación importante. Este es un regalo que no cuesta nada y que no requiere de un lugar, herramienta o equipo específicos. Esta es una práctica que se puede hacer en cualquier momento y que nos ayuda a desarrollar nuestra capacidad de atención, reflexión y relajamiento.

Namaste

 

 

Razones para Celebrar

Pine needles/Agujas de Pino

Estrés Navideño
No es inusual que la temporada de fiestas navideñas traiga emociones en conflicto. Las celebraciones son rituales que nos invitan a cambiar nuestras actividades rutinarias y a reunirnos con familia y amigos para celebrar. Cambiar nuestra rutina diaria nos da una oportunidad para ver nuestras actividades habituales desde una perspectiva diferente. Sin embargo, también podemos interpretar estos cambios como interrupciones negativas en nuestras actividades cotidianas. Muchas veces estos cambios añaden aún más obligaciones a nuestros días. Así que, aunque no veamos las celebraciones de fin de año como una molestia, es probable que se incremente un poco nuestra tensión y estrés. Pienso que la lista de razones para esta aparente contradicción puede ser bastante larga, desde sentirnos solitarios y desconectados hasta lamentar los excesos en el consumo de comida, bebida y cosas. A menudo he hablado con gente que espera con ansia el final de la temporada decembrina.

Haz una Pregunta
Así como las celebraciones de fin de año tienen aspectos en conflicto, entre una época de celebración y una época de tensión y estrés, nuestra práctica de Yoga puede ser una celebración de vida o una práctica que nos quita energía (en inglés).
Cuando practicamos Yoga como una celebración de vida, nuestra práctica nos ayuda a reconocer, honrar y vivir nuestra vida como es justo aquí y ahora. ¿Cómo lo hacemos? Hacemos una pausa y nos preguntamos: ¿Por que practico Yoga? ¿Cual es mi intención al practicar Yoga hoy? Y después escuchamos atentamente a la respuesta que viene desde nuestra profunda esencia interior. Cuando esta respuesta auténtica es la intención que guía nuestra práctica, nuestra práctica de Yoga se desarrolla exactamente como lo necesitamos, algunas veces expresada como una práctica restaurativa, otras veces como una secuencia de asanas que presentan un dinámico desafío físico y otras como una práctica muy contemplativa. En cada caso la práctica es una respuesta que apoya nuestras necesidades vitales.
De manera similar, podemos hacer una pausa y observar nuestras reacciones cuando los almacenes empiezan a decorar sus vitrinas con adornos navideños, cuando nuestros buzones de correo se llenan de catálogos con productos de navidad y cuando planeamos nuestras actividades para esta época. El observar y reconocer nuestras reacciones a la temporada nos prepara para hacernos preguntas como: ¿Que siento respecto a las celebraciones navideñas? ¿Cuales son mis razones para celebrar? Después de formular la pregunta esperamos en silencio hasta que la respuesta emerge claramente sin obstrucciones ni prejuicios. Cuando estamos listos Y abiertos a recibir las respuestas, ellas se manifiestan diáfanas como pensamientos, palabras, sentimientos o emociones. Sabemos que las respuestas son genuinas cuando resuenan profundamente con nosotros. La autenticidad de las respuestas, aún después de cuidadosa interrogación, permanece inequívocamente diáfana.

Vive la Respuesta
La claridad de las respuestas las hace irresistibles. Por consiguiente, podemos escoger convertir la respuesta en una intención incondicional que guía nuestras acciones de manera que podamos celebrar en una forma apropiada y congruente con nuestras creencias, necesidades y circunstancias. Al poner a un lado nuestros prejuicios acerca de las fiestas navideñas, estamos en libertad de hacer nuestra participación en las celebraciones una expresión auténtica y, al mismo tiempo, una respuesta perfecta a nuestras condiciones específicas. Cuando vivimos nuestras respuestas, todavía podemos hacer una pausa, observar y reflexionar, dándonos cuenta si el mismo sentimiento diáfano de la respuesta esta presente en nuestras acciones e interacciones. Así, nuestra participación en las fiestas de fin de año puede ser una feliz celebración de vida.

Namaste

nbsp;